Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva nueva hoja PERASHAT Beahalotja17
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס”ד

PERASHAT  BEAHALOTEJA

¿A DONDE IR A PASEAR?

“Y así hizo Aharon…” (Bamidvar 8,3)

Dijeron nuestros sabios de bendita memoria: el versículo está escrito para alabar a Aharon, porque no cambió (no se apartó de la orden). Y todos los comentaristas preguntan: ¿a quién se le puede ocurrir que Aharon, Santo de Hashem, vaya a cambiar la orden que Moshe Rabenu le dijo según la Palabra de Hashem?

El Jazon Ish ztz”l ya se encargó de explicarnos la profundidad de la expresión, porque así es la naturaleza de las personas, buscar, investigar, aportar, renovar y agregar su cuota personal. Aharon Hacohen nos enseña que debemos evitar todas estas acciones, cuando se nos ordena determinada cosa, debemos hacerla exactamente como fue ordenada, sin cambiar, sin buscar cosas nuevas… “Ve tras los pasos de las ovejas…” Nuestra misión es ir siguiendo, pura y exclusivamente, los caminos de nuestros Avot Hakedoshim (nuestros santos patriarcas, Abraham, Itzjak y Iaacov).

La corrección, o mejor dicho la precaución en el terreno de la educación, llega a tal punto en nuestra generación, que el encargado del área de un instituto de niñas de Israel se aconseja con los rabinos en casi cualquier asunto, inclusive a qué lugar sacar a las niñas de paseo.

Contaba el rab hagaon Itzjak Zilverstein Shlita que la encargada de una escuela de niñas estaba en duda, sin saber a dónde llevar de paseo a las niñas. Le pidió consejo al rab y el rab preguntó en qué día de la semana se desarrollaría el paseo. Cuando la encargada le dijo que sería el día jueves, el rab dijo que aconsejaba llevarlas al jardín zoológico.

Para dar su consejo se apoyó en dos cosas que dijo Rashi, una en el tratado de Tamid y la otra en el tratado de Rosh Hashana.

En el primero de los casos (Tamid 33b) la Guemara nos cuenta que el día jueves los leviim, en el Beit Hamikdash (en el Sagrado Templo) cantan el versículo: “Harnenu Leelokim Uzenu…” (Cantemos a Hashem con alegría, ésta es nuestra fuerza, cantemos con alegría al D-s de Iaacov) (Tehilim 81,2), y explica Rashi que en el día quinto de la Creación (jueves) Hashem creó todas las especies de animales y fieras, y en esto hay varias maravillas, debido a la variación de las especies, y debido también a las costumbres propias de cada especie. Además hay otro tipo de maravillas en los animales, por las que decimos “cantemos a Hashem…” porque en el momento en que vemos una de estas creaciones, alabamos al Creador y engrandecemos Su Nombre.

Un hombre ve a un león a su derecha y unos pequeños gorriones a su izquierda, tan diferentes, uno tan grande y poderoso, el otro tan pequeño y aparentemente indefenso, pero también tan especial, y vemos además, a los pajaritos que van de aquí para allá. Pero esto, por supuesto no es todo, hay muchas otras maravillas que encontramos entre los animales, y al ver todo esto el hombre alaba y enaltece al Bore Itbaraj,

La segunda cosa, la encontramos en la Guemara (Rosh Hashana 31a) que dice: en el quinto día (jueves) decían “Cantemos a Hashem con alegría…” recordando que Hashem creó las aves y los peces para que alaben su Nombre. Y Rashi agrega: cuando el hombre ve tantas clases distintas de aves o algunas de las variedades de peces de inmediato alaba a Quien las creó.

Por estos motivos, para salir de paseo un día jueves no hay nada más adecuado que un lugar donde haya muchos animales…

Recibí otra pregunta, agrega el rab Zilverstein. Me preguntaron sobre qué particularidades sería conveniente poner el foco en la visita para mostrar la Grandeza de Hashem Itbaraj. Me pareció oportuno mostrarles varios ejemplos tomados del libro “Taalumot Meajai”.

En ese libro encontramos una excelente selección de las palabras de nuestros sabios, sobre ciertas características en los animales que nos dejan una gran enseñanza. Por ejemplo, sobre el águila, el rey de las aves (Jaguiga 13b), veamos lo que aparece en el libro de Vaikra.

A pesar de que el águila es la mayor de las aves en tamaño y la más temible, de todos modos le tiene miedo a las golondrinas, como trae la Guemara (Shabat 77b): la golondrina es un ave pequeña y el águila le tiene miedo, porque se mete bajo sus alas y le impide volar…

El Maharsha, en el tratado de Shabat, dice que aquí hay un mensaje para el hombre, sabiendo que hay veces que se encuentra en una situación de privilegio, donde todo va “viento en popa” o todo “marcha sobre ruedas”, como solemos decir. En ese momento piensa que nada puede detenerlo, todo está a su favor. Y no piensa o se olvida que Hashem Itbaraj, si lo quisiera, podría derrumbarlo en un segundo, Jalila. Y puede hacerlo utilizando una cosa muy pequeña o un hombre muy pequeño, tal cual como la golondrina hace con el águila…

Algo similar ocurre con los grandes aviones que llevan cientos de personas de un continente a otro. Los pilotos siempre temen que las pequeñas aves se metan dentro de las enormes turbinas y pongan las naves en peligro, Jalila.

El Midrash Raba (Shemot 23,13) habla más sobre el águila: por ser un ave altanera, Hakadosh Baruj Hu la puso bajo el Trono Celestial, para hacer que baje un poco su soberbia, que no se crea tan orgullosa y que sepa que el Reino del Cielo está sobre ella. Pero el mensaje principal no es para el águila sino para el hombre, ya que es el punto más alto de la Creación, pero eso no debe darle lugar a engrandecerse más…

Por eso, pueden pararse con las niñas junto a la jaula de las águilas y transmitirles estos mensajes, que serán de gran utilidad.

En general, quien sale de paseo con sus hijos a un jardín zoológico, puede aprovechar el momento para aumentar el temor a Hashem. Estando fuera de la tierra de Israel, estaba con mis niños en un jardín zoológico y presenciamos algo realmente fascinante. Cuando llegó el momento en que el león debía comer, los empleados que se ocupaban de esta difícil tarea tenían una táctica muy especial. Ellos traían un conejo que iba delante, sin saber exactamente a dónde lo llevaban y menos idea tenía de lo que querían hacer con él…. De pronto el león rugió y el conejo quedó allí, como congelado del susto. Por más que quisiera, no podía moverse del lugar, congelado, no hay otra palabra. Nada ni nadie le impedía salir corriendo a toda velocidad para escapar y salvar su vida. Nadie se interponía en su camino. El león no había saltado sobre él. Solamente rugió. Con ese rugido, el conejo quedó paralizado como su tuviera sus patitas clavadas en la tierra. Entonces, el león saltó sobre él y lo devoró…

En el momento en que el niño está frente a la jaula de los monos, el león o algunos otros animales que atrapan su atención, es muy conveniente hablar sobre temas relacionados con la fe. Aprovechar la tranquilidad del momento, para profundizar en su corazón la idea de que todos los animales fueron creados sólo con la Fuerza de Hakadosh Baruj Hu, y que en sus Acciones no existen los límites, Hashem puede hacer “todo”. Es una lástima desperdiciar tiempos como éstos cuando el alma del niño se asombra ante los milagros de la naturaleza, con palabras sin contenido…

Traducido del libro Lejanej Besimja.

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]