Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Descubrimiento Parashat Shoftim-17
Por. Discovery



UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR…

"No es necesario decir todo lo que se piensa, lo que si es necesario, es pensar todo lo que se dice"

UN MOMENTO PARA PROFUNDIZAR… Perashat: "Shofetim"

Deuteronomio 16:18 - 21:9 "Pondrás sobre ti un rey…, pero el no tendrá mas caballos que los necesario, tampoco multiplicara para si mujeres, ni aumentara mucho en plata y oro, para que no se ensoberbezca su corazón. Y cuando se siente en el trono, escribirá para el una copia de la Ley (Tora)… y esa copia estará con el y la leerá todos los días de su vida…" Lo que la Tora expone al respecto del líder, es muy distinto a lo que nosotros estamos acostumbrados con nuestros dirigentes. El judaísmo entiende que la autoridad no es un privilegio o un status, sino mayor responsabilidad, un desafío donde las tentaciones son muchas y peligrosas, es por eso que debe implementar medidas extraordinarias, mayor de lo que se le exige a un individuo común. 

El líder es el que mas debe respetar las leyes y ajustarse a ellas, y no lo contrario.

 Para ilustrar el punto de vista de la Tora citaremos una fabula de nuestros sabios, en ella un rey, de paseo en su carruaje por las afueras del reino, cuando de pronto llega hasta sus oídos una suave música de un flautista. El rey complacido por la melodía,  desciende de su carruaje real, y se acerca hasta el lugar de donde proviene la música. Al divisar a lo lejos al pastor que hacia sonar la flauta, pidió a sus guardias que se quedaran ocultos que el quería conversar con aquel hombre. Se quito los ropajes reales, y así sencillamente vestido se presento ante el flautista. Luego de una animosa conversación, el monarca se percato de que aquel pastor era un hombre muy inteligente y bueno, es por eso que lo persuadió para que lo fuese a visitar en cuanto pueda, le otorgo la  dirección en donde iba a estar hospedado en los próximos días y se marcho, sin que el flautista supiera que se trataba ni mas ni menos que del rey. Al otro día, el flautista se presenta en el lugar indicado por el monarca, y mientras se  dirigía a la puerta, le cierran el paso dos guardias reales.

Al cuestionarlo acerca de su propósito, el flautista responde que viene a reunirse con el huésped que llego ayer; en medio de una carcajada, uno de los guardias le revela que "el huésped" es Su majestad, el rey y que no cree que el soberano tenga tiempo para reunirse con gentuza como el. El flautista, aturdido, solo atino a entregarle la carta en la que el rey le indicaba donde iba a estar hospedado… los guardias, presas de asombro al igual que el flautista, reconocieron el sello del rey e inmediatamente lo presentaron ante el soberano. Este al ver a su visitante, se animo y luego de conversar durante varias horas le confía: -"Mi estimado amigo, creo que es usted una persona muy inteligente y es por eso que lo preciso en la corte real."

Así fue como este noble flautista pronto fue escalando posición en la corte del rey en base a su talento y honradez, hasta llegar a ser el ministro mas importante del reino. Naturalmente, esto genero mucha envidia en los demás ministros, así que tramaron un plan para desacreditarlo ante el rey y que sea destituido.

La acusación seria en el tema que mas irritara al monarca: los tesoros del reino, y así fue como acusaron al ministro de traidor y ladrón. El rey que confiaba y conocía muy bien al flautista, no se dejo convencer fácilmente. Pero fue tal la insistencia de los demás miembros de la corte que finalmente cedió a registrar la casa del flautista. Efectivamente, la casa fue registrada hasta el ultimo detalle pero no había pruebas de tal acusación, pero aun faltaba registrar aquel cuarto que el flautista, tanto se empecinaba en tapar la entrada… Cuando se dirigen a ese cuarto, el ministro le implora al rey que no autorice revisar aquel cuarto, le suplica…, el rey que nunca dudo de su noble ministro, ahora sospechaba algo… y así fue como los guardias corren por la fuerza al ministro y el rey entra en el cuarto, donde lejos de encontrar tesoros, solo encuentra un espacio vacío, con una silla, viejas ropas de pastor y una flauta…

Al indagar el rey a su fiel ministro, el flautista le responde: -"Su majestad, de tanto en tanto, entro en este cuarto, me deshago de mis ropajes reales y me visto con aquella ropa con la cual el rey me conoció, y toco la flauta, para que de esa manera no se ensoberbezca mi corazón, y recordar siempre de donde provengo."

 Esta actitud tomada por el flautista es la que nos debe inspirar a que cada uno para instrumentar distintos tipos de estrategias para que no se envanezca y se llene se soberbia nuestro corazón. 

 

UN MOMENTO PARA REIR…

Luego de comerse tres platos en un exquisito restaurante el cliente llama al mozo:

-Camarero, todavía me he quedado con hambre, ¿Que me aconseja pedir?

-¿Quiere un consejo sincero?, pida la cuenta y estoy seguro que se le pasara el apetito!!

SHABBAT SHALOM

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]