Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


BERESHIT-17
Por. Rab. Shraga Simmons



"Regresando al Edén"

Parashat Bereshit - Génesis 1:1 - 6:8

"Y no había aún sobre la tierra arbusto del campo, ni tampoco habían crecido las plantas del campo, puesto que D'os no había hecho llover sobre la tierra y no había hombre para trabajar la tierra. Formó D'os al ser humano del polvo de la tierra y le insufló en sus fosas nasales hálito de vida y se conviritió Adam en un ser viviente. D'os tomó al hombre y lo estableció en el Jardín de Edén para trabajarlo y cuidarlo" (Bereshit 2:5,7,15).

La Torá nos cuenta el estado idealizado de la humanidad. D'os específicamente no trajo lluvias sobre la tierra hasta que el hombre fue creado, porque cultivar el mundo es sólo responsabilidad de los seres humanos "para trabajarlo y cuidarlo".

El Talmud pregunta: ¿Por qué el hombre fue creado solo? Para enseñarte que cada persona está obligada a decir: "Por mí el mundo fue creado".

La pregunta ahora se transforma en ¿qué significa "cultivar el Jardín?

Nuestra respuesta se encuentra en el Midrash (Pirké Derabí Eliézer 12; Rabenu Bejaié):

"En el Jardín del Edén, la tierra daba alimentos preparados. Si plantabas un árbol, producía frutos en el primer día. Los hijos eran concebidos y nacían en el mismo día. Nacían con la habilidad de hablar y caminar. Durante todo el año el clima era agradable, como el clima de primavera.

¿Qué trabajo había que hacer en el medio del Jardín del Edén para que el versículo diga: "para trabajarlo y cuidarlo"?

Quizás dirás: cosechar el viñedo, arar los campos, y juntar las cañas. ¿Pero los árboles no crecían por si solos?

Quizás dirás: habían otros trabajos para hacer, como regar el Jardín. ¿Pero no había un río que lo atravesaba y regaba todo el Jardín?

Entonces, ¿qué significa "trabajarlo y cuidarlo"? Desarrollarlo mediante el cumplimiento de mitzvot positivas y cuidarlo evitando transgredir las mitzvot negativas".

Las mitzvot positivas representan la manera en que D'os dirige nuestros pensamientos y acciones hacia las grandes responsabilidades para con el mundo y la humanidad. (Por otro lado, las mitzvot negativas nos previenen de destruír el mundo).

En las palabras del Rab Samsón Refael Hirsch:

"La frase "para trabajarlo y cuidarlo" denota todas las conductas morales del hombre, su esfuerzo conciente para hacer lo que es esperado de él, y la abstención de hacer aquello que está prohibido, pues es por virtud de la conducta moral del hombre que la naturaleza recibe las condiciones necesarias para su sobrevivencia".

"D'os le dijo a Adam: "Porque has escuchado a tu esposa y comiste del árbol (del cual Yo dije específicamente: 'No comas de él), la tierra será maldecida por tu causa. Tú obtendrás comida de ella con angustia todos los días de tu vida Con el sudor de tu frente comerás el pan. Finalmente, retornarás a la tierra, pues de ella has sido creado. Tú eres polvo y al polvo retornarás" (Génesis 3:17, 19).

Adam y Javá comieron del árbol y fueron desterrados del Jardín. D'os le dice a Adam que como consecuencia de sus acciones, una maldición caería sobre la humanidad: "Con el sudor de tu frente comerás el pan". Mientras que ellos estaban en el Jardín del Edén, Adam y Javá tenían todas sus necesidades cubiertas - ejemplo: las frutas instantáneas y los alimentos preparados. Ahora, la Torá nos dice que la necesidad de salir para ganar un sustento es una maldición!!

La sociedad occidental no tiene el mismo punto de vista de la Torá respecto de "la carrera". Por alguna razón, nosotros pensamos que la carrera es la esencia de nuestra existencia, como si cuando todo esté dicho y hecho, y lleguemos al cielo, vamos a poder presumir de que llegamos a ser el Vicepresidente de la empresa. En la entrega de nuestra recompensa eterna, yo no creo que D'os va a estar muy impresionado.

Ganarse el sustento es una maldición, y hoy en día las personas voluntariamente corren detrás de eso!! Considera la siguiente escena:

Digamos que yo te ofrezco un salario anual de $80000 dólares para que renuncies a tu trabajo y trabajes en una cadena de montaje atornillando una sola pieza. ¿Qué me dices? ¿Demasiado aburrido? Bueno, entonces te pagaré $120000 dólares por año!

Imagina que aceptas el trabajo. No es el trabajo más gratificante pero el dinero es bueno, y tratas de pasarla lo mejor posible y disfrutas de tus fines de semana. Después de varios meses, te sorprendes al descubrir que en el otro lado de la correa transportadora, están destornillando tu pieza!

Tú te quejas a la dirección alegando que es absurdo usar tu tiempo de esa manera y ellos aceptan utilizar la cadena de montaje para manufacturar automóviles.

Satisfecho, tú vuelves a tu lugar en la correa transportadora. Pero en poco tiempo, averiguas que los nuevos autos sólo son usados para traer más partes a la fábrica. Esto es un círculo absurdo!

Otra vez tú vas a quejarte, y la dirección acepta dar los autos a los empleados, para que les sea más fácil llegar hasta el trabajo para poder hacer más partes.

Esto sigue sonando absurdo, entonces te quejas otra vez. Esta vez, ellos aceptan dar los autos a los empleados de la compañía de petróleo, para que puedan llegar al trabajo, en función de producir gasolina para que nosotros podamos conducir nuestros autos y llegar así al trabajo para producir los automóviles.

Este es el ciclo de la producción de la economía moderna. Ya no somos "personas", somos "consumidores". Por supuesto, no hay nada de malo con la economía de mercado libre, pero tiene que haber finalmente un punto en todo esto - más allá de "producción y consumisión".

¿Nosotros vivimos para comer o comemos para vivir?!

Profundamente en nuestra alma, todos queremos volver al Jardín. El primer paso es darse cuenta de que un innecesario inmiscuimiento en el materialismo es una maldición. Nuestro propósito en la vida es nutrir nuestro mundo, "para trabajarlo y cuidarlo".

Pero ¿cómo? ¿Qué podemos hacer? Considera la siguiente historia:

En los años 80 cuando la Unión Soviética invadió Afganistán, había un doctor llamado Robert Stone que era el jefe de un distinguido centro médico. Stone se dijo a sí mismo: "me intriga saber quién está brindando atención médica a los refugiados dentro de Afganistán". Descubrió que todas las organizaciones médicas como Medicina Sin Fronteras (una organización francesa) estaban alejadas porque los rusos estaban matando a cualquier doctor que encontraban. Stone se dijo a sí mismo: "si nadie está haciendo nada, entonces es mi responsabilidad".

Él vendió su casa en Los ¿ngeles y se mudó a Pakistán. Él entrenó a refugiados afganos analfabetos para que actúen como paramédicos (ejemplo: cómo extraer balas, entablillar huesos rotos, tratar docenas de enfermedades comunes, etc.) y los enviaba de nuevo a Afganistán. Ese era el único servicio médico disponible en Afganistán durante todo el tiempo que la Unión Soviética estuvo allí.

Imagina el placer de poder mirar hacia atrás y ver esos logros como los tuyos propios!

Cuando Adam y Javá estaban en el Jardín del Edén, eran inmortales. Ellos iban a vivir eternamente. Cuando fueron desterrados, la inevitabilidad de la muerte calló sobre todo ser humano. "Tú eres polvo y al polvo retornarás".

Retornar al Jardín significa entonces, descubrir la fuente de nuestra inmortalidad. Todos nosotros deseamos ser inmortales - pero ¿cómo alcanzamos ese estado? ¿Batiendo el record mundial de los 100 metros? ¿Construyendo el rascacielos más alto del mundo?

Por supuesto que no.

Yo recientemente leí un artículo sobre Dean Ornish, el famoso doctor. El artículo decía:

"Ornish está obteniendo renovado placer en sus búsquedas públicas porque sus motivos han cambiado. 'Yo he aprendido que cuando mi trabajo está conducido por mi ego, me hace solitario', él dice. 'Cuando yo lo encaro con un espíritu de servicio, yo me siento mucho más feliz'" (Newsweek 16/3/98).

Nosotros debemos aplicar esto a nuestras vidas, pues sino, estaremos persiguiendo la maldición y nunca volveremos al Jardín.

Para comenzar, imagina esto: Alguien te ha nominado para el Premio Nobel de la Paz por servicios a la humanidad, y el premio es otorgado junto con 10 millones de dólares. Tú tienes que al comité de premios y contar lo que planeas hacer con ese dinero. ¿Qué les dirías?

La verdad es que el Jardín del Edén no es un lugar. Sino que es una realidad. Es un ambiente libre de dolor, enfermedad, discusión y celos. En términos judíos, esa es la definición de la era Mesiánica, un tiempo en el cual toda la humanidad será restaurada al estado original del Jardín del Edén.

Que sea pronto, en nuestros días.

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]