Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Noaj-17
Por. Rav Iehuda Appel



La Enfermedad del Auto-Engaño

Génesis 6:9 - 11:32

El humor ídishe define a la "jutzpá" como el caso de un niño que mata a sus padres y luego pide indulgencia a la corte porque es un huérfano!

A pesar de que un auto-engaño exagerado como este es difícil de imaginarlo en la vida real, la capacidad del ser humano para perder el contacto con sus acciones puede ser verdaderamente remarcable. Una historia verdadera que ilustra esto tuvo lugar en un suburbio de Varsovia hace 70 años aproximadamente.

Una mujer había llegado de las afueras de la ciudad, trayendo consigo los ahorros de la familia para buscar una transacción comercial que le dé ganancias. Y ocurrió que mientras ella estaba en la hostería judía del lugar, ladrones robaron su dinero. Cuando los rabinos locales vieron cuán angustiada estaba la señora, ellos organizaron un plan inusual: hablar con el "jefe" de los ladrones en el área, a quien los rabinos conocían, y buscar así la posibilidad de que se devuelva el dinero.

Sorprendidos por haber sido visitados por los rabinos, los ladrones estuvieron de acuerdo en hacer la reunión. Uno de los rabinos les explicó la difícil situación en que estaba la víctima, y a pesar de que él no sabía con certeza cuál sería la respuesta de los ladrones, sugirió que los ladrones se queden con el 30% del botín y devuelvan el resto a la pobre señora. Al escuchar esto, uno de los ladrones irrumpió en enojo gritando: "Nosotros trabajamos duro por el dinero! Él nos pertenece! Nosotros no nos vamos a quedar con menos del 60%!".

El auto-engaño juega un papel importante en la porción de esta semana. La mayoría de la parashá se desarrolla alrededor de la historia del gran diluvio. Como es bien sabido, la narrativa Bíblica describe cómo la humanidad se había hecho tan malvada que D'os no tuvo otra opción más que destruir casi por completo la raza humana y comenzar de nuevo. Sólo Noaj y su familia fueron salvados cuando D'os trajo el diluvio sobre el mundo y lo retornó al estado acuático caótico que existía al comienzo de la creación original.

De hecho, de muchas maneras la Biblia pone en claro que lo que ocurrió no fue nada menos que una "segunda creación". Además de resurgir las aguas primordiales y la renovada mezcla de luz y oscuridad, cuando Noaj salió del arca, él recibió órdenes de D'os virtualmente idénticas a las que fueron dadas a Adam, como por ejemplo: cuidar el mundo y desarrollarlo.

El conflicto entre los hijos es una de las experiencias más desalentadoras y angustiantes que los padres enfrentan. De hecho, en la tradición judía, este fenómeno es descripto como la cosa más perturbadora para el "Padre de todos nosotros" - el Todopoderoso. El Midrash nota que en el tiempo del rey David, los israelitas no tenían tanto éxito en las batallas como lo tuvieron bajo el mandato del rey Ajab. Pero ¿por qué esto fue así si en la época de David la nación servía a D'os fielmente, mientras que en el tiempo de Ajab ellos adoraban ídolos?!

El Midrash explica que durante la vida de David había mucho desacuerdo entre las personas mientras que en el tiempo de Ajab los israelitas se amaban unos a otros. A pesar de que ellos fueron infieles a D'os, el Todopoderoso todavía recompensó a sus hijos por el amor que mostraban unos con otros, otorgándoles victorias en el campo de batalla.

Mucho del libro de Génesis está dedicado a este conflicto entre hermanos. Ishmael e Itzjak, Iaacov y Esav, Iosef y sus hermanos, son todas historias de rivalidades amargas entre hermanos. Pero todas estas historias finalizan con la reconciliación. Juntos, Ishmael e Itzjak enterraron a su padre Abraham. Iaacov y Esav se reconciliaron cuando se encontraron después de 22 años de separación. E Iosef perdonó a sus hermanos por haberlo vendido como esclavo.

En la era del diluvio, sugieren nuestros Sabios, que hubo una enfermedad más profunda asociada con el robo desenfrenado. El Midrash dice que frecuentemente muchos ladrones caían juntos sobre la víctima, pero cada uno de ellos sólo tomaba una cantidad muy pequeña de artículos para asegurarse de no ser culpados individualmente. Los ladrones repetían esto una y otra vez. El resultado final fue que a pesar de que ellos se enriquecían, los ladrones podían racionalizar que realmente no hicieron nada erróneo, pues, después de todo, ninguna corte los llamaba para ser juzgados.

Con este entendimiento, el error de la generación del diluvio fue más que un caso simple de personas que se robaban unas a otras constantemente. Fue una situación en la cual las personas habían perdido tanto sus conceptos morales que habían caído en el auto-engaño y no podían ya reconocer lo que habían hecho mal. Fue por el auto-engaño que ellos se volvieron tan extremistas que estaban más allá de un posible arreglo y D'os no tuvo más opción que comenzar Su creación nuevamente




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]