Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


PERASHAT VAYETZE-2-17
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



EL PERRO QUE LLEVA AL HOMBRE
“Y Iaacov alzó sus pies y marchó hacia la tierra de los hijos del oriente” (Bereshit 29,1)

En una de esas mañanas, cuando llegué a mi casa después de las oraciones de la mañana, veo frente a mí que sucede lo siguiente: un hombre mayor realizando su caminata matinal en compañía de su perro, pero había en todo eso algo absurdo, que me llamaba la atención y me obligaba a observarlos. El perro caminaba delante, y el anciano era arrastrado y seguía los pasos de su perro, mientras la cuerda estaba sujeta al cuello del animal y el hombre la sostenía fuertemente con su mano (aclaremos que no se trataba de un hombre ciego). Y esto pasaba: cuando el perro decidía correr, el hombre anciano apuraba su paso para no quedar atrás, y cuando el perro iba más despacio, su dueño también caminaba más lentamente. En resumen, pude ver un perro que llevaba a una persona…

Después de que Iaacov Avinu promete una ofrenda para Hashem cuando vuelva en paz a la casa de su padre, de acuerdo a la misma garantía que Hashem le dio, está escrito “Y Iaacov alzó sus pies y marchó hacia la tierra de los hijos del oriente”. ¿Qué significa la expresión “y Iaacov alzó sus pies”?, ¿acaso las piernas no viajan junto con el hombre? Al contrario, las piernas son las que llevan al hombre…

De acuerdo a Rabenu Abraham Ben Harambam ztz”l, aquí tenemos una revelación fundamental: las actividades del hombre pueden desarrollarse influenciadas de dos formas, o por el corazón, que toma la orden del cerebro, a partir de un pensamiento. O por el cuerpo, que exige cumplir su voluntad de diversas formas.

La cuestión a resolver será quién gobierna sobre quién, el corazón conduce el cuerpo y las piernas, o las piernas conducen al corazón…
Esta es la diferencia entre los justos y los malvados, de acuerdo como los caracteriza el Midrash Bereshit Raba (34,10): los malvados están bajo las órdenes del corazón, en cambio los justos tienen el corazón a sus órdenes.

Los deseos corporales, en los malvados, tienen gobierno absoluto sobre su corazón, en cambio entre los justos, el pensamiento es quien dirige los pasos, enderezando sus caminos.

El versículo reconoce y nos enseña que en Iaacov encontramos: “y Iaacov alzó sus piernas”, su corazón domina las piernas, que lo llevan al lugar que él desea, y no al revés…

Contó rabi Itzjak Daian: en uno de los seminarios para los retornantes, se asoció un iehudi, dueño de una fábrica muy conocida en el área de las golosinas y otros alimentos para niños. Este hombre no encontró nada que “lo atrape” en las conferencias, por lo tanto le era muy difícil pensar en la posibilidad de cambiar sus caminos, y apartarse de esa vida libertina que llevaba. Como señal de protesta, en lugar de quedarse a escuchar las conferencias y poner cara de aburrido, prefirió quedarse fuera de la sala, se paró junto a la entrada, y repartía caramelos y chocolates, a los niños que entraban a la sala con sus padres.

Los niños, como todos los niños, pueden hacer cualquier cosa por un caramelo o un chocolate, y aceptaron los regalos del hombre con mucha satisfacción. El hombre se sentía feliz al ver la alegría de los niños.

Pero, puso su atención en un niño, hijo de uno de los disertantes del seminario, que estaba parado a un lado y no se acercaba a recibir su golosina. El hombre se acercó a él y le ofreció un chocolate. El niño lo recibió, le agradeció y se retiró del lugar.

El hombre tenía mucha curiosidad, y siguió los pasos del niño. Vio como iba de un lado hacia otro hasta que encontró a su madre. Le mostró a la madre el chocolate que recibió, y le preguntó si era “Casher” (un alimento apto de acuerdo a nuestras leyes).

La madre contestó que no lo era, y el niño, inmediatamente, arrojó el chocolate a la basura.

En ese momento, atestigua el hombre, pude reconocer la increíble fuerza espiritual que tiene la persona que se conduce por los caminos de la Tora. Pude ver un niño pequeño, que pudo fortalecerse y rechazar algo que tanto le gusta. Esto me hizo saber qué quiere decir ser “iehudi”. En ese instante cambió mi vida, y volví al camino de nuestros padres, completamente…


Traducido del libro Otzaroteinu.

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 8+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]