Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Siete años trabajarás tu campo
Por. Discovery



UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR…

"CONSERVA CON HONRA TU ALMA PORQUE ELLA ES HUESPED DE TU CUERPO "

UN MOMENTO PARA PROFUNDIZAR…

“Siete años trabajarás tu campo y el séptimo descansará, no sembrarás ni cosecharás, lo que crezca espontáneamente en él durante el séptimo año lo abandonarás para el pobre y el necesitado”

Cuál es el motivo de este precepto? Acaso es sólo de carácter social?

Recurriremos a una fábula para poder ilustrar mejor la profundidad del mensaje que se esconde detrás de  este precepto:

Cierta vez, un rey había concluido la construcción de su fabuloso palacio, y se disponía ahora a  decorarlo con los más exquisitos gustos y caprichos.

–En este ventanal  quiero sendas cortinas de seda natural…,  sentenció el monarca.

–Pero, Su Majestad, en estos parajes la seda es muy cara, no poseemos seda natural en grandes cantidades, habría que traerlas de China. Dijo un asesor.

–No hay problema, dijo el rey, enviaré a mi ministro de comercio para que lleve mercadería de nuestro reino y que la intercambie por seda. Cuál es la mercancía más valiosa que se puede vender en China?, pregunto el rey.

-Las rocas de cristal, Su Majestad. 

-Pues bien, aquí abunda bastante la roca de cristal y es barata.

Así fue como el rey, envió a su ministro con dos costales llenos de rocas de cristal rumbo a la China. Luego del largo viaje, el ministro por fin llegó, y antes de ingresar al mercado , ciertos comerciantes se interesaron en la mercadería que traía aquel forastero, al descubrir que se trataba de rocas de cristal, enseguida le ofrecieron comprar toda su mercancía a un precio bastante razonable. El ministro, sorprendido por la magnitud de la fortuna que le ofrecían, accedió inmediatamente. Una vez en el mercado, invirtió la fortuna que acababa de adquirir en algo que al poco tiempo le redituó importantes ganancias. El ministro estaba orgulloso y jubiloso por haber adquirido semejantes ganancias para el reino. Así fue invirtiendo de un negocio en otro. Al cabo de dos años, el ministro se percata de que ya había pasado bastante tiempo y que debía regresar. Lógicamente, no iba a regresar con el dinero en efectivo, pues ese dinero no tenía valor en el reino, (todavía no existían los dólares) debía adquirir mercancía y así poder llevar la fortuna a su rey. Pensó, qué tipo de mercadería comprar, preguntó, cuál es la mercadería más valiosa que puedo comprar en el mercado? Roca de cristal, le respondieron sus amigos. Así fue como lleno varias decenas de costales con roca de cristal y emprendió el regreso hacia su comarca. En el camino fue asaltado y perdió todo. Triste y angustiado se reencuentra con el rey, quien al enterarse del asalto, trata de calmarlo, y le dice que enviará a su ejército para capturar a los ladrones.

–Cuántos paquetes de seda traías? –No traía seda, traía algo más valioso, eran rocas de cristal. Al escuchar esto, el monarca, se irrito muchísimo: -Para ello no te envié!! Para qué quiero aquí rocas de cristal? Te mandé a conseguir seda…

Hasta aquí la fábula, la moraleja es clara, algo similar nos sucede a los seres humanos. El alma, baja a este mundo con un objetivo claro: poder crecer y cultivar nuestra espiritualidad, apegándonos a la verdad y descubriendo a nuestro Creador. El alma viene revestida en un cuerpo y por ende debemos ocuparnos de brindarle el bienestar y alimento que requiere; pero una cosa es dedicarnos un poco a nuestras necesidades físicas y otra muy distinta es sumergirnos en el mundo de lo material.

Es por ello que Dios nos encomienda, un año, cada siete, dedicarnos a lo espiritual, cesar de acaparar riquezas materiales, un año sabático, apartándonos un poco de nuestras tareas habituales para poder un año entero dedicarnos a nuestro enriquecimiento interior.

Este también es uno de los motivos del Shabat y los días de fiesta, es decir cesar de transformar el exterior para poder transformarnos interiormente.

Si sumamos la cantidad de Shabatot que hay en seis años, nos da 312 (52 x 6 = 312) y si a ello le sumamos la cantidad de días festivos que hay en esos seis años (2 días de Pesaj, 1 se Shavuot, 1 de Rosh Hashana, 1 de Kipur, 1 de Sucot y 1 de Simjat Torá = 7 x 6 = 42) nos dá un total de 354 días (312 Shabbatot y 42 días  festivos =354) que son la cantidad exacta de días del año lunar. Es decir todo un año cuyo objetivo es el mismo que el de Shabat y los días festivos.

UN MOMENTO PARA REIR…

Un rabino nuevo, se encuntra con el presidente de la comunidad quien le pregunta:

-Rabino, de que va a disertar este Shabbat?

-Creo que hablaré acerca de la importancia del Shabbat…

-No, rabino, por favor, aquí todos llegan en auto a la sinagoga, casi nadie respeta el shabbat…, mejor hable de otro tema.

-Bueno, podria hablar del Casher…

-Ese tema, si que no se lo recomiendo, a la gente aquí le gusta comer de todo…

-Bueno que tal si hablo de la asimilación…

-Rabino, me temo que usted no se ha percatado que en esta comunidad la mayoría son matrimonios mixtos… mejor elija otro tema…

-Mire, mejor me dice usted de que tema hablar.

-No sé rabino, hable de judaismo…

(Lamentable, pero desgraciadamente real!)




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]