Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva -PERASHAT NASO-18
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס”ד

EL JAFETZ JAIM ABANDONO SU CARGO
“Y el hombre será libre del pecado”
(Bamidvar 5,31)

Es probable, que rabi Aharon haya encontrado consuelo con las palabras de su suegro, pero de todos modos, el Jafetz Jaim, que sabía muy bien de lo que hablaba, le dijo, para que comprenda el alcance del concepto, que estaba dispuesto a contarle una historia, pero con una condición: debía asegurarle que jamás contaría esa historia a ninguna otra persona todo tiempo que el Jafetz Jaim estuviera con vida.

Rabi Aharon aceptó, y el Jafetz Jaim le contó sobre lo acontecido en el corto tiempo en que se desempeñó como rabino de la ciudad de Radin. Los hechos provocaron que el Jafetz Jaim abandone su cargo.
En cierta oportunidad descubrieron a un carnicero vendiendo carne que no era Kasher, y desde luego, de inmediato le prohibieron seguir al frente de su negocio. El carnicero vino a verme, y me demostró su profundo arrepentimiento por lo sucedido. Me aseguró con todas las seguridades, que jamás volvería a hacer algo semejante, y me suplicaba con lágrimas, para que le permita trabajar y le devuelva el certificado de Kashrut.

Después de ser testigo de que el carnicero me hablaba con seriedad y me aseguraba hacer las cosas bien, y como se reconoce cuando una persona dice la verdad, además de que el hombre tenía una familia muy grande y sus necesidades de sustento eran muy importantes, no tuve más alternativa que ser misericordioso con él y no aplicar la cualidad de la justicia al máximo, cediendo un poco, hasta que le devolví su certificado de Kashrut. Y debido a la gravedad de su pecado le apliqué una fuerte multa que debería entregarla como donación al Beit Hakneset Central de la ciudad.
El carnicero no tuvo larga vida después de lo que ocurrió, en muy poco tiempo dejó este mundo.

Pasaron unos días, prosiguió el Jafetz Jaim. Mientras estaba estudiando, como de costumbre, en una salita contigua al Beit Hakneset, me quedé dormido, y en mis sueños aparecieron tres personas que se veían muy importantes, y el más grande de los tres se me acercó y me preguntó: rabi Israel Meir, ¿recuerda lo sucedido con el carnicero al que multó con una donación para el Beit Hakneset? Dígame por favor si su intención en la multa fue para prevenirlo hacia el futuro y que se cuide a sí mismo de no volver a hacer pecar a la gente de la ciudad, con lo cual sería un beneficio para toda la comunidad, para que al escuchar sientan temor. O tal vez, su intención fue también un castigo, para que le traiga el perdón por su pecado…

Cuando escuché estas palabras un temblor se apoderó de todo mi cuerpo y no pude siquiera mover los labios para contestar. El que me habló me dijo que esperarían a que me tranquilice para escuchar mi respuesta.

Cuando pude calmarme, pensé cuál fue en realidad mi intención, y contesté que por lo que yo recuerdo, decidí ponerle la multa como castigo, pero no para que sea perdonado. Los visitantes me agradecieron la respuesta, y se fueron por su camino…

Cuando desperté de mi sueño, sentía que mi cabeza me pesaba. No conseguía calmarme. Traté de volver a mi estudio y concentrarme, pero volví a quedarme dormido y en mis sueños tuve otra visita: ahora era el carnicero en persona, con la voz quebrada y deteriorada, empezó a quejarse contra mí, en voz alta y llorando: ay rabi, vea lo que me ha provocado con su respuesta ante el Tribunal Celestial. Cuando me juzgaron, el acusador me demandó por el pecado de dar de comer a la gente carne no Kasher, y yo dije en mi defensa que la multa que pagué sirvió para pagar mi culpa…

El acusador sostenía que, en mi contra, que la multa no sirvió para eso sino que sólo fue una advertencia para el futuro, para que no vuelva a pecar. Y el Tribunal decidió preguntarle a usted, para conocer sus intenciones. Usted atestiguó que su intención fue solamente un castigo y una prevención para el futuro, por lo tanto, ahora me toca a mí pasar por el Gueinom (Infierno) atravesando todo tipo de sufrimientos, uno más terrible que el otro, para que me “limpien” de ese pecado… así concluyó sus palabras y se fue…

El Jafetz Jaim miró a su yerno, y le dijo: el cargo de rab fue algo que me hizo tanto mal, en general, que después de lo que sucedió decidí separarme de ese puesto definitivamente. Por eso, tú también, rabi Aharon, mi querido yerno, puedes ver cuán grande y hasta terrible resulta ser la responsabilidad que rodea esa función. De aquí que no vale la pena sufrir por no haber sido aceptado como rabino de la ciudad.

Algo más sobre el tema de Kashrut de los alimentos. Contó el rab Itzjak Zilverstein Shlita: un iehudi llegó hasta él, le contó que trabajaba como supervisor de Kashrut en un restaurante de lujo y que en el día de la fiesta de los otros pueblos comían allí, Hashem nos salve, iehudim junto a no iehudim. Por ese motivo quería dejar el trabajo, abandonar ese lugar. Le pregunté si en caso de que dejara de supervisar allí los iehudim comerían alimentos sin supervisar, y cuando me contestó afirmativamente, le ordené permanecer en sus funciones y seguir con la supervisión de los alimentos.

Y fundamenté la decisión de acuerdo a la explicación del Maran Hagaon rabi Jaim Kanievsly Shlita, en su libro “Taama Dikra” sobre la Guemara en el tratado de Meguila, donde dice que Mordejai era el ministro de bebidas de los banquetes de Ajashverosh.

Yo pensaba que el motivo para ejercer esa función era el peligro de vida, porque si no lo hacía el rey podía matarlo, pero me explicó rabi Jaim que Mordejai se preocupaba por sus hermanos iehudim, que no coman alimentos no aptos y pan de otros pueblos, y que no tomen vinos sin el cuidado de un iehudi.

Lo mismo debemos pensar respecto a la pregunta del supervisor de Kashrut.

Traducido del libro Barji Nafshi.

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]