Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva - PERASHAT VAIETZE-18
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



בס”ד

 

LECCION DE HONORABILIDAD

“¿qué es esto que me has hecho?… ¿por qué me has engañado (Bereshit 29,25)

Supimos sobre un dirigente espiritual de la Ieshivat Baranovich. Un gran sabio, que en un período de tiempo fue el rab de la ciudad, un hombre extremadamente justo, yerno del Saba Minovardok ztz”l.

Fue de los grandes sabios fundadores del movimiento del “Musar” (Moralidad), era todo fuego, y experto en los secretos de la Tora y la sabiduría de la Kabala. En sus disertaciones frente a los alumnos de la Ieshiva solía ser reservado y no hablar de estas cosas ocultas, pero cuando llegó a nuestra perasha no tuvo alternativa, tuvo la necesidad de revelar algo, levantando un poco la “cortina” que cubría estos secretos…

Y así habló el gaon, el justo, rabi Israel Iaacov Luvchinsky ztz”l: no tenemos idea de la grandeza de Iaacov Avinu, el elegido entre los Avot Hakedoshim (los santos patriarcas). Su figura estaba “grabada” en el Trono Celestial. Un hombre completo, que luchó contra un Angel y lo venció. Es sabido que hay un racimo de mundos superiores, que apuntan hacia las cualidades de Iaacov Avinu, mundos de abundancia y luz…

Y así como no tenemos noción de las cualidades de Iaacov Avinu, lo mismo podemos decir sobre nuestras “madres”, Rajel y Lea, las constructoras de la Casa de Israel. Sabemos que dentro de la oración llamada “Tikun Jatzot”, existe el “Tikun Rajel” y el “Tikun Lea”. Son oraciones dirigidas frente a mundos espirituales muy elevados. Y allí, en las alturas, existe “Rajel” frente a las “Sefirot del Maljut”, fuente de las almas de Israel, que recibe la bendición y la abundancia de los mundos de Iaacov… Son secretos de la Tora, imposibles de explicar aquí, cosas muy elevadas, y nosotros no tenemos lo qué hacer con estos secretos… (y sólo me limito a traducir sin entender)

En cambio, Iaacov Avinu, que vio “reflejos” de Hashem, con seguridad sabe todo lo que le fue revelado al Ari Hakadosh y a rabi Shimon Bar Iojai, y mucho más… Sabía cuántos de esos mundos dependían de su persona y de su casamiento con Rajel, como así también que el levantamiento de la Casa de Israel estaba en sus manos. Y una prueba de esto, es que cuando Reuben, el primogénito entre sus hijos, intenta mezclarse en cuestiones tan elevadas, es desplazado para siempre de la primogenitura, del reino y del sacerdocio. ¡Algo que nos llena de asombro!

También vemos que, siete años trabajó Iaacov por Rajel, siete años brindando solidez a la construcción de la Casa de Israel, buscando la elevación, que alcanzaría con intenciones especiales, intenciones que no están al alcance de nuestras mentes…

Iaacov Avinu tenía ochenta y cuatro años cuando llega ese momento tan esperado en su vida.

Sabemos que siempre hay gente que comenta lo que ocurre a su alrededor, ellos tienen que saberlo todo, y hablan también sobre todo, mostrando conocimiento pleno. Se sentía en el aire que algo pasaba, en vista del casamiento de Iaacov con Rajel. Pero para ellos, algo muy importante estaba por suceder, al parecer se trataba del día de la entrega de la Tora o de la construcción del Beit Hamikdash.

Iaacov Avinu construye “mundos”, se eleva, está a punto de poner la piedra fundamental de la Casa de Israel… “y fue la mañana, y he aquí, es Lea”…

¿Alguien puede imaginar el grado de desilusión que pasa por la mente de Iaacov Avinu? Toda su preparación, sus intenciones, sus esperanzas, todo fue “pateado” por ese ser “bajo”, engañador, no existe palabra para calificar exactamente a Lavan, el arameo.

Tratemos de imaginar cuál habría sido nuestra reacción, el tono de nuestra queja, los reclamos frente a la injusticia, o mejor dicho, frente a la mentira. ¿Y Iaacov? Sólo una frase, y después el silencio: ¿qué es esto que me has hecho?, ¿por qué me has engañado?

Y nada más. ¡Qué fuerza la de Iaacov! ¡Qué control sobre sí mismo!

Debemos saber, que un relato de la Tora es como Santidad de Santidades, un relato de la Tora, por más simple que nos parezca, está lleno de mensajes y enseñanzas, órdenes y leyes, que necesitamos extraer de cada perasha, hasta de cada versículo, entendiendo que “los hechos de nuestros padres, señalan el camino para los hijos”. ¿Para qué necesitamos saber que Rajel fue reemplazada por Lea? Seguro, para aprender de Iaacov Avinu cuál es la mejor forma de reaccionar, cómo contestar. De qué forma nos enojamos con un hombre que no cumple las condiciones pactadas, que arruina todos nuestros proyectos y planes, destruyendo, además, mundos que están en el Cielo, arrojándolos al abismo. La forma más simple, el camino llano lo encontramos desapareciendo, callando.

Pensamos que si no nos quejamos seremos considerados “tontitos”, pero es millones de veces más difícil y peligroso dirigirnos a él y plantearles nuestra lógica. Preguntarle por qué, o dar una explicación por nuestra cuenta, para quedarnos tranquilos. Dichoso el que estudia, y adopta la enseñanza. Acaso después de hacernos lo que nos hizo, ¿existe alguna explicación? Entonces, ¿para qué buscamos una explicación inexistente? Dichoso él, y dichosos sus familiares y amigos…

Es conocido el relato sobre rabi Refael Mibershid ztz”l, que amaba a todo lo que tenía algo que ver con la tierra de Israel. Una vez, le enviaron una cortina de lana, que se confeccionó con la “Reshit Haguez” (la primera esquila) de ovejas de la tierra de Israel.

Tanto valor tenía para él ese trozo de tela… Le pidió a un sastre que de ese trozo de tela le confeccionara un “Talit Katan”, que vestiría continuamente, para que el recuerdo sobre la tierra de Israel permanezca todo el tiempo en su mente. El sastre cortó la tela de acuerdo a su pedido. Cuando hizo los pliegues en el centro para hacer el agujero para la cabeza, por error hizo un pliegue de más, y en lugar de un agujero en el centro le salieron dos agujeros, uno más arriba y el otro más abajo…

Temblando, el sastre le entregó la valiosa tela a su dueño, y le explicó sobre su error, reconociendo lo terrible que había hecho.

Para su sorpresa, el justo dijo: “¡seguro! Así debería hacerse, ¡aquí no hay ningún error! Esta tela es digna de tener dos agujeros, uno para pasar por allí la cabeza, como en todo “Talit Katan”. Y el segundo, para ver si Refael se enoja o no…”

Traducido del libro Maian Hashavua.

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]