Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva -PERASHAT SHELAJ-19
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



El Tzitzit es el complemento de la Mezuza

“en las puntas de sus prendas, por las generaciones”

(Bamidvar 15,38)

En el Zohar Hakadosh (Zohar Jadash Rut 84,2) dijeron: “en las puntas de sus prendas, por las generaciones”, y la palabra generaciones (“ledorotam”) se asemeja (en sus letras) a la palabra casa (“dira”). Porque en la Mezuza están escritas dos de las tres estrofas del “Keriat Shema”, y la tercera estrofa, la que falta, es la “perashat Tzitzit”. ¿Y cómo se completa? Cuando el hombre se envuelve en sus Tzitzit y pasa por la puerta de su casa (junto a la Mezuza), al entrar o al salir, se completan las tres perashiot del Keriat Shema…

Y Hakadosh Baruj Hu se alegra con esto, y el Angel de la muerte se aleja del lugar. Y está escrito “ledorotam”, que la casa está completa, el hombre sale de su casa coronado con el precepto, el Angel dañador se escapa de la casa gracias al mérito de la Mezuza y el Tzitzit, y así, el hombre se salva de todo daño…

Durante muchos años, el gaon, rabi Ben Tzion Felman ztz”l viajaba por unos días, durante “Ben Hazmanim” (el tiempo de vacaciones entre dos períodos de estudio), para tomarse un corto descanso, en uno de los pequeños poblados de los alrededores de Ierushalaim. Su descanso consistía en sentarse, desde la mañana hasta la noche en el “Beit Hamidrash” (casa de estudio) del poblado para ocuparse del estudio de la Tora y sus preceptos. Normalmente, llevaba con él una montaña de papeles, con sus escritos y sus clases, para repasar una vez más y profundizar más en cada tema…

Antes de salir al camino, todo lo que necesitaba para su viaje estaba ya guardado en sus valijas, pero las cosas más importantes no las ponía en las valijas, sino que las llevaba en sus manos durante todo el viaje. Por eso, el “Talit” y los “Tefilin” estaban siempre entre sus manos.

En uno de sus viajes, cuando una persona le ofreció llevar, en su lugar, el “Talit” y los “Tefilin”, dijo: Talit y Tefilin no se entregan a otra persona para que los lleve, ya que se compara con quién sostiene en sus manos un manojo de diamantes, que desde luego, por su importancia y por lo valiosos que son, no se lo entregarán a nadie. Así con el Talit y los Tefilin, el precepto que se cumple con ellos, cada día, es tan grande, por lo cual no es posible depositarlos en manos de otra persona.

Para él eran los objetos más preciados, sentía que no podía guardarlos en un bolso, sino que debía sostenerlos con su mano todo el tiempo.

En el año 5757 el gaon salió de vacaciones como todos los años, y cuando llegó al lugar se encontró con la gran sorpresa: en la casa no había Mezuza. Lo que sucedió fue que hicieron arreglos en la casa, y durante los trabajos quitaron las Mezuzot. Más tarde, al terminar con el mejoramiento de la casa, dudaron en colocar las mismas Mezuzot, que llevaban colocadas tantos años, ya que tenían muchas dudas sobre la integridad de dichas Mezuzot. Encargaron nuevas Mezuzot, y debían esperar a que llegaran…

El gaon dijo, de inmediato, que estaba prohibido vivir en esa casa todo tiempo que no tuviera Mezuza, ya que está escrito (Shuljan Aruj, Iore Dea 286,22), que la persona que alquila una casa en la tierra de Israel está obligada de inmediato al precepto de Mezuza, por el precepto de habitar la tierra de Israel. Y el “Rama” agrega, que si una persona no alquiló, sino que simplemente le dieron el lugar para habitarlo por un tiempo, tiene la misma obligación de Mezuza que quien alquila. Por lo tanto, está prohibido habitar en esa casa ni siquiera por un día…

¿Qué hacer?

Hay dos posibilidades, o intentar conseguir una Mezuza de un “Guemaj” (Guemilut Jasadim, una organización o un particular que presta cosas que otras personas necesitan se llama “Guemaj”, y es muy común encontrarlos en poblados donde hay muchos iehudim), o simplemente, volver a casa y renunciar a las pequeñas vacaciones. Por supuesto, para todos será preferible la primera opción, ya que después del largo viaje para llegar hasta allí, todos queremos aprovechar y disfrutar un poco del lugar de descanso, y no volver de inmediato. Pero esta posibilidad tampoco era tan simple, porque conseguir un Guemaj inmediatamente, y luego una persona que traiga la Mezuza se hacía bastante difícil…

Mientras tanto, hasta pensar qué hacer, rabi Ben Tzion entró al Beit Hakneset (casa de oración), y le preguntó a uno de los estudiantes que estaba allí, dónde podía conseguir una Mezuza por una semana, contándole lo sucedido en esa casa con las Mezuzot.

El estudiante le dijo que, justamente, él tenía unas cuantas Mezuzot en su poder: “hoy compré unas cuantas Mezuzot nuevas, y las necesitaré sólo dentro de dos semanas”. Con mucha alegría le prestó al gaon las Mezuzot que necesitaba por el término de una semana. El gaon, al colocarlas, pensó en “no adquirirlas” para así poder quitarlas (porque si las adquiría no podría quitarlas, porque seguramente otro iehudi ocuparía después esa casa) cuando saliera de la casa después de su semana de descanso…

Pero el relato no finalizó, el gaon, que en cada suceso veía una señal del Cielo, comenzó a pensar, qué querían señalarle con algo tan extraño, era la primera vez que al llegar a la casa no había Mezuza, y cuando llega a una casa sin Mezuza, aparece la Ayuda del Cielo para conseguir la Mezuza en forma milagrosa…, algo hay aquí…

Pensó y pensó, hasta llegar a la conclusión de que el mensaje del Cielo le sugería estudiar leyes sobre la Mezuza, y así, en ese “Ben Hazmanim” estudió las leyes de Mezuza a partir de la Guemara, hasta llegar al Shuljan Aruj, con todos sus comentaristas. Y en esos días se le revelaron muchas novedades sobre las leyes, que hasta entonces no había descubierto.

Pasaron varios días de “Ben Hazmanim”, en los que rabenu ocupó todo su tiempo en el estudio de las leyes de Mezuza. Y un día recibe el llamado de uno de sus alumnos, que le pide rezar por la recuperación de su hija pequeña, que no se sentía bien y fue internada en el hospital. Hace días que se encuentra allí y los doctores no consiguen saber nada sobre su enfermedad…

El gaon, ocupado plenamente en leyes de Mezuza, recordó las palabras del Jazon Ish ztz”l, que hablaba sobre la costumbre de la congregación de Israel, que cuando pasaba alguna cosa no buena en una casa, revisaban las Mezuzot. Por eso, le dijo al alumno: sería bueno que revises las Mezuzot de tu casa, para ver si alguna no está en condiciones…

Dijo el alumno: solamente hace dos años hice revisar todas las Mezuzot de la casa, y todas estaban Kasher, ¿es necesario revisarlas nuevamente ahora? Ya que estableció la ley (Shuljan Aruj Iore Dea 291,1) que se revisan las Mezuzot dos veces en siete años, o sea, cada tres años y medio. Y sólo han pasado dos años…

Dijo el gaon, no hay que formular preguntas, así aconsejó el Jazon Ish, ahora mismo llevarás las Mezuzot a revisar…

El padre envió las Mezuzot a revisar, y justamente, en la Mezuza del cuarto de la hija faltaba una palabra completa. Aparentemente, en la última revisión, solamente constataron que no faltaran letras o no estuvieran pegadas, pero no prestaron atención a una palabra completa.

Compraron una Mezuza nueva, y es difícil de creer: la niña despertó como si jamás hubiera estado enferma. Los médicos no entendían absolutamente nada. Hace minutos no podían descubrir la enfermedad y ahora estaba completamente sana…

El gaon vio que del Cielo le enviaron el mensaje de que su suposición fue correcta, que en esos días debía estudiar leyes de Mezuza, y al comenzar el mes de Elul, dio varias clases sobre estas leyes.

Traducido del libro Shelemim Mitzion.

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 1+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]