Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Nueva Hoja Nueva - PERASHAT MATOT-19
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



¿QUIEN ES EL FUERTE?

“no profanará su palabra, de acuerdo a lo que salga de su boca, hará” (Bamidvar 30,3)

Escribió el “Ben Ish Jai”, queriendo explicar el versículo con un relato que aparece en la Guemara (Taanit 8a Tosafot).

Se trata de un joven que le hizo una promesa a una jovencita: le prometió que la tomaría por esposa. Ella le pregunta: ¿quiénes serán los garantes de tus palabras?

Y él le dijo: la rata (que pasaba por allí) y el pozo (que estaba cerca del lugar en que ellos estaban parados).

El joven siguió su camino y ella se quedó esperando su regreso. Pero él olvidó su promesa y se casó con otra mujer.

Con el tiempo tuvieron un hijo. Vino una rata, lo mordió y murió.

Tuvieron un segundo hijo. Cayó en un pozo y murió.

Dijo la mujer, ¿qué pasa aquí?, ¿por qué nuestros hijos mueren con muertes tan extrañas?

Y él recordó su promesa, y los dos garantes que propuso en esa ocasión. Le contó a la esposa, convinieron en divorciarse, y el hombre volvió a buscar a la jovencita que lo estaba esperando.

Había otro relato (Ran, Nedarin 50a) con rabi Akiva, que era el encargado de las monedas de Tzedaka (caridad). Faltaron monedas de la caja y rabi Akiva tuvo que pedir prestado a una honorable señora.

Ella preguntó: ¿quién será el garante del préstamo?

Dijo rabi Akiva: Hakadosh Baruj Hu, y el mar.

Cuando llegó el momento de pagar el préstamo, rabi Akiva se enfermó. La señora se dirigió a la orilla del mar y dijo: “Señor del Mundo, es sabido y revelado frente a ti, que hoy es el día de la cancelación del préstamo de rabi Akiva, y él me ha dicho que tú y el mar son los garantes del préstamo”.

De inmediato Hakadosh Baruj Hu decretó: la hija del emperador enloqueció y arrojó la caja con sus joyas al mar. Una ola tomó la caja y la llevó hasta depositarla junto a las piernas de la honorable señora. La señora tomó la caja, y vendió las piedras preciosas. Separó las monedas que correspondían al pago de la deuda y guardó la diferencia.

Cuando rabi Akiva se curó, fue a ver a la señora para pagar su deuda.

Ella le dijo: el préstamo fue pagado por el garante, y hasta me pagó de más. Aquí tengo el dinero sobrante para entregarte…

Dijo rabenu, el “Ben Ish Jai”: del primer relato vemos qué grande es la fuerza de la palabra. Por eso, debemos aprender cuánto debemos cuidarnos en cada palabra que sacamos de nuestras bocas (cuántas menos mejor, salvo cuando son palabras de Tora).

Es decir, dado que cada palabra que sacamos de la boca deja una “marca”, es necesario no profanar la palabra.

Y del segundo relato aprendemos que la persona que no profana su palabra, se hace merecedor de que Hakadosh Baruj Hu haga cumplir todo lo que sale de su boca.

Con respecto a la gravedad de las promesas, está escrito (Kohelet 5,4): “es mejor el que no promete, a quien promete y no paga”.

Con esto se puede entender lo acontecido con el justo rabi Iaacov Abujatzira ztz”l, que mientras estaba en la ciudad de Tanger, fue a verlo una mujer estéril que deseaba tener hijos. El justo le dio su bendición para que tenga un hijo varón.

Tanta era la alegría de la mujer con la bendición que recibió, que le trajo al justo de regalo un abrigo nuevo que tenía guardado en su casa. Y, en efecto, el justo decreta y Hakadosh Baruj Hu hace cumplir.

La mujer quedó embarazada…

Mientras tanto, el justo volvió a su ciudad, Tafilalet, en Marruecos. El viernes por la tarde, sacó el abrigo para vestirlo en honor al Shabat. Apenas lo puso en la mano notó los agujeros hechos por las polillas y el rostro del justo se puso rojo.

En ese momento la mujer de Tanger sufrió un aborto.

El mundo de la mujer se derrumbó. Terminado el Shabat se apuró a viajar a Tafilalet para presentarse frente al justo y decirle que sus oraciones hicieron solamente la mitad del trabajo.

Ya sentada frente al rab, éste preguntó con firmeza: dime, por favor, ¿tú me estás reclamando porque me regalaste un abrigo a cambio de mi bendición?, seguramente debes saber que me has dado un abrigo agujereado por las polillas…

La mujer quedó helada por el asombro, y le aseguró con llantos y lágrimas que no sabía nada al respecto. Le pidió perdón al justo…

Cuando alguien dice la verdad, se nota. El justo vio la sinceridad de la mujer y le dio una nueva bendición. Y en corto tiempo, nació un varoncito, que fue criado para la Tora, la Jupa y las buenas acciones…

De la misma forma, el hombre está obligado al cumplimiento de los preceptos, y si no los cumple con integridad, todavía puede disculparse y decir que el Ietzer Hara (el instinto del mal) lo engañó con alguna de sus artimañas, o que las innumerables obligaciones lo perturbaron. Esto no sirve para liberar a nadie del cumplimiento, pero al menos, conseguimos una disculpa “temporaria”.

Pero si prometemos que cumpliremos cierto o tal precepto, ya no podemos disculparnos, porque, ¿quién puso la obligación sobre mis hombros? (aunque nuestros sabios discuten al respecto, que la obligación ya existe, y a veces prometemos para fortalecernos en un momento de flojedad espiritual respecto a dicho precepto). Yo mismo, al prometer. Y si prometemos, ¡hay que pagar con lo mejor!

Traducido del libro Maian Hashavua.

 

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 7+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]