Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Los cuatro elementos del Jen
Por. Rav Osher Vais



La Torá nos dice que "Noaj halló gracia (Jen) en los ojos de Hashem1". Por este mérito se salvó del diluvio que devasto la tierra. Rav Shimshon Rafael Hirsh zt"l escribe en su comentario sobre la Torá, que encontrar gracia ante los ojos de Hashem constituye el más alto nivel de perfección que podemos esperar alcanzar.

¿Cómo se encuentra Jen en los ojos de Hashem? ¿Qué rasgos son necesarios para ganar Su favor? Nuestros Sabios señalan cuatro características diferentes, cada una de las cuales es propicia para encontrar Jen ante Hashem: humildad, temimut (sinceridad), Irat Shamaim [temor a los cielos], y estudiar Torá.

En cuanto a la humildad, el pasuk dice2: "a los humildes, Él dará Jen." El Malbim explica que esto se refiere a los que no se atreven a contradecir a la Torá, estas personas en su humildad, se dan cuenta de que su comprensión es a menudo muy limitada para entender la profundidad de la sabiduría inherente a la Torá. A ellos, Hashem les otorga Jen, de tal manera que ganan el favor y la buena voluntad de quienes les rodean.

En cuanto al temimut, encontramos en Tehilim3: "Hashem otorga Jen y honor. Él no negará el bien a los que andan sin rodeos". El Radak explica que Hashem otorga Jen y honor a los que andan sin rodeos, y vuelven a Él con todo su corazón.

En cuanto a Irat Shamaim, nuestros Sabios nos dicen4: "Cualquiera que tenga Jen, es seguro que tiene Irat Shamaim, como dice el pasuk5: 'La bondad de Hashem está para siempre sobre los que le temen."

En cuanto al estudio de la Torá, encontramos una interesante Guemará6, que trata de una enfermedad contagiosa llamada ra'atan, de la cual los sabios del Talmud temían, tomando todas las precauciones para distanciarse de los infectados por esta terrible enfermedad, como nos dice la Guemará: Rabi Zeira no se sentaba a sotavento de ellos. Rabi Elazar no entraba en sus hogares. Rabi Ami y Rabi Assi no comían huevos vendidos en su barrio. La única excepción era Rabi Yehoshua ben Levi, quien se envolvía en un manto junto con pacientes enfermos de ra'atan, y estudiaba Torá con ellos. Él se basaba en el pasuk7: "Ella (la Torá) es una cierva amada, que imparte Jen." Razonando, que si la Torá imparte Jen en los que la aprenden, sin duda también va a protegerlos.

Esta Guemará se puede entender con mayor profundidad, comparándola con otra Guemará8, en la que los sabios enseñaron lo mismo que Rabi Yehoshua ben Levi, que las letras del alef-Bet pueden interpretarse como un acróstico, que nos enseña el camino de la vida. א¨ -ב representan Aluf bina: aprender sabiduría. ג¨-ד representan gomel dalim: ayudar a los pobres. ה¨-ו representan el nombre de Has-hem. Y ז¨-ח¨-ט¨-י¨-כ-ל, representan la recompensa que se otorga a aquellos que estudian la Torá y ayudan a los pobres, que Hashem les dará sustento (Zan), les concederá gracia (Jen), será bueno para con ellos (Tov), les concederá una herencia (yerusha), y una corona (Keter) en el Mundo por Venir (LeOlam Haba).

En este contexto, la totalidad del Alef-Bet se interpreta como una guía, que lleva a una persona desde el primer paso, que es el estudio de Torá, a la última recompensa en el Olam Haba. Las lecciones de las letras no son instrucciones individuales, sino un sistema integral de mejoramiento de sí mismo, que pasa de una etapa a la siguiente. No nos enseñan a estudiar Torá, como una virtud, y también ser amable con los pobres, como otra. Sino que deberíamos estudiar la Torá, y el estudio de la Torá en sí nos llevará a ser bondadosos con los pobres, y de allí a la siguiente etapa.

Si seguimos el camino de las letras, vamos a merecer el Jen especial reservado para aquellos que persiguen el aspecto caritativo de la Torá, mediante la enseñanza al desgraciado. Con esto podemos entender cómo Rabi Yehoshua ben Levi, después de haber aprendido la lección del Alef-Bet, la implementó en toda su extensión, al enseñar la Torá a los enfermos de ra'atan, ya que estaba persiguiendo al mismo tiempo la sabiduría y ayudar a los desafortunados. Por lo tanto, se mostró confiado en que iba a merecer el Jen y la protección de la Torá.

En el Sefer Mishle, nos encontramos con el pasuk9: "un buen discernimiento da Jen, pero el camino de los traidores es duro." De aquí podría entenderse que el discernimiento es un quinto camino hacia el Jen. Sin embargo, parece que el discernimiento que se hace referencia aquí, es el mismo tipo de discernimiento descrito en el pasuk10: "El principio de la sabiduría es Irat Hashem [temor a Hashem], es un buen discernimiento para todos los que lo realizan". Por lo tanto, en este contexto, discernimiento corresponde a la categoría de Irat Shamaim, que ya hemos señalado como uno de los cuatro caminos al Jen:

Torá, humildad, Irat Shamaim y sinceridad.

Es interesante señalar que estos mismos rasgos estipulan las condiciones para lograr hashra'at haShejina [la morada de la Presencia Divina]. En cuanto a la Torá, encontramos en Pirke Avot11, que si incluso una sola persona estudia Torá, la Shejiná [presencia divina] descansa sobre él, como dice el pasuk12: "En cualquier lugar que mi nombre sea mencionado, vendré a ti y te bendeciré".

En cuanto a la humildad e Irat Shamaim, el pasuk dice13: "¿Qué casa podrían construir para mí? ¿Qué lugar podría ser mi morada de descanso? ... hacia allí voy a mirar, a los empobrecidos y quebrados de espíritu, que temen mi palabra".

En cuanto a la rectitud, el pasuk dice14: "serás Tamim (sincero) con Hashem tu Di-s". Rashi explica: "caminaras con Él en la sinceridad simple, y entonces estarás con Él como Su porción."

Noaj mereció el favor y la gracia de Hashem, ya que se destacó en todos estos cuatro rasgos. Él era humilde, como Rashi explica en la Guemará15, que establece que "Noaj era sencillo en sus caminos", en el sentido de que él era humilde y de espíritu contrito. Era Tamim, como el pasuk nos dice que él era "Tamim en su generación16." tenía Irat Shamaim, como dice el pasuk: "con Hashem caminó Noaj." Unkelos traduce este pasuk: "con temor a Hashem se encaminó Noaj". Finalmente, Noaj estudió Torá, como Rashi observa en el hecho de que Noaj sabía que animales eran kosher, permitiendo que siete de cada especie suba al Arca.

En el mérito de estas cuatro virtudes fundamentales, Noaj sobrevivió al diluvio, y se mantuvo con vida para continuar con la propagación de la raza humana.

____________________

1 Bereshit 6:8

2 Mishle 3:34

3 Tehilim 84:12

4 Sotah 49b

5 Tehilim 103:17

6 Ketubot 77b

7 Mishle 5:19

8 Shabat 104a

9 Mishle 13:15

10 Tehilim 111:10

11 3:7

12 Shemot 20

13 Yeshaya 61:1,2

14 Devarim 18:13

15 Avoda Zara 6a

16 Bereshit 6:9

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 4+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]