Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


La Hoja - PERASHAT VAIERA-19
Por. Adaptación Rav Gabriel Guiber



EXENTO ¿Y OBLIGADO?

“y él estaba sentado en la puerta de la tienda, con el calor del día” (Bereshit 18,1)

Esto sucedía en el tercer día después de su circuncisión, el día más doloroso. ¿Qué hace Hakadosh Baruj Hu para que Abraham no se esfuerce? Saca al sol de su estuche y calienta el mundo con un calor fuera de lo común. ¿Quién puede salir fuera en un día tan caluroso? Sólo los locos… Y si fuera así, ellos también son creaciones del Bore. Abraham envía a Eliezer, que vuelve y le comunica que fuera no hay vida. Y Abraham Avinu que confía en él para todo, dice que no cree en la palabra de los sirvientes. Quiere salir él mismo a ver (Ialkut Shemoni 82).

Hakadosh Baruj Hu se presenta y lo visita. Para distraerlo se revela ante Abraham la Divinidad. Y Abraham “habla” con el Creador pero sus ojos están en otra parte, tal vez vengan visitantes. Porque la revelación de la Divinidad tiene que ver con el mundo de las recompensas, mientras que el precepto de recibir invitados se cumple en el mundo del Servicio…

Y no hubo alternativa, si pudiéramos imaginar, Hashem vistió a los Angeles, Mijael, Gabriel y Rafael, con vestimentas de árabes, con sus piernas llenas de polvo, debido al viaje, para que Abraham corra a su encuentro, se incline ante ellos y los llame “mi señor”, degollando una vaca para cada uno, y así poder ofrecerles “lengua con mostaza”, el alimento de los reyes…

Y por cada detalle del precepto, Abraham recibió una gran recompensa, para todas las generaciones: “En el desierto, en el poblado, y en el futuro” (Bereshit Raba 48,10). Y si un detalle, único, no fue hecho con toda la belleza e integridad: “el agua se entregó por mano de un enviado”, también sus hijos, en el futuro, recibirían el agua, en el desierto, de la mano de un enviado (Baba Metzía 86b), además del tema de las “aguas de la pelea” y la postergación de la Redención, como sabemos.

Y la pregunta surge, ¿Por qué el “recibir invitados” se considera como la cima de los hechos de favor de Abraham Avinu? Más cuando vemos que debería estar libre de cumplirlo, de dos formas, tanto por la lógica como por el sentimiento. Debido a que se estaba recuperando del Brit Mila o por su edad, y por la falta de visitantes originada por el calor inusual.

Y más, con varios miles de preceptos de recibir invitados que realizó Abraham, todos señalizados con las palabras (21,33) “y plantó un tamarisco”, la Tora nos detalla este acto, que al parecer no es tan necesario, ya que los Angeles no necesitan comer, ni beber, ni acompañamiento.

¿Y cuál es la respuesta?

Recordamos un pensamiento maravilloso del justo y sabio, rabi Ierujam Mimir ztz”l, sobre el cual, rabi Eliahu Eliezer Dessler ztz”l, autor, entre otros libros del “Mijtav Meeliahu”, así hablaba: uno de los grandes profundizadores de la generación…

Está escrito (Mishle 6,6): “irás con la hormiga haragana, verás su conducta y te harás sabio”. ¿Qué podemos aprender sobre sus caminos? Dice el Midrash (Devarim Raba 5,2) que esta hormiga no vive más de seis meses, y todo lo que come en su vida no es más que un grano y medio de trigo. Sucedió que encontraron en su pozo trescientos “Cur”  (una unidad de medida de la antigüedad) de trigo que juntó desde el verano hasta el invierno. Por eso dijo así el rey Shlomo…

¿Alguien entiende?

Un “Cur” equivale a treinta “Sea”. Una “Sea” es la cantidad que se cosecha en un terreno de cincuenta por cincuenta codos. En un “Cur” tenemos unos ochocientos cuarenta metros cuadrados de superficie, y en trescientos “Cur”, más de siete millones y medio de metros cuadrados…

¿Cuántos “grano y medio” de trigo hay en un metro cuadrado? Muchísimos. ¿Y en trescientos “Cur”? Ni hablar…

¿La hormiga es un ser normal? ¿Y de ella tenemos que aprender? Veamos la respuesta de rabi Ierujam:

Esta locura de juntar y juntar trigo de la hormiga no es algo que le nace, ni por sentimiento ni por inteligencia, sino que es su naturaleza. Y esto mismo es lo que nos empuja al cumplimiento de la Tora y sus preceptos, incluidos los hechos de favor, es algo que forma parte de nuestra naturaleza. La Tora fue comparada con el agua, e Israel con los peces (Berajot 61b). Los peces viven en el agua, ¿debido al sentimiento o a la inteligencia? Ninguna de las dos opciones. Por naturaleza, es su hábitat, su vida… Un pensamiento maravilloso, un fundamento que nos obliga…

Un grupo de piadosos viajaba a ver al justo, rabi Moshe Mikovrin ztz”l, y en el camino subieron a un puente de madera. En el centro del puente se encontraron con un soldado ruso que estaba a punto de saltar, y le gritaron para que no salte.

El soldado se dio vuelta, vio que se trataba de iehudim y contó que él pertenecía a los “cantonistim”, jóvenes que fueron arrancados de sus madres para servir al reino. Fueron obligados a dejar su fe. Parte lo aceptó, otra parte que no lo aceptó, murió, y él, se mantuvo fuerte en el judaísmo. Y no sólo eso, consiguió durante decenas de años no hacerse conocer y no comer alimentos prohibidos. Se mantuvo con pan y frutas…

Pero ahora, su jefe lo supo, y sostiene que él no tiene derecho a reprimir su alma. Ya que su ser pertenece al emperador de Rusia, es de su propiedad. Está atentando contra la propiedad del reino al no comer lo necesario, y el castigo es la muerte…

Trataron de convencerlo de que no intentaban quitarle su creencia, sino alimentarlo, por su salud. Y en una situación semejante, está obligado a comer, está en peligro de vida y la Tora nos fue entregada “para vivir en ella”…

-¿Acaso por eso puedo comer animales no aptos?, preguntó, y se tiró al agua…

Llegaron a ver al rebe y le contaron lo sucedido. El rebe se asombró. ¿Acaso es justo lo que hizo? ¡Seguro que no! Pero, de todas formas, será contado entre los santos de nuestro pueblo.

Y es sabido – en el mes de Nisan del año 5636, el rebe “Divre Jaim” Mitzanz tuvo su última enfermedad. Los médicos temían que no pueda pasar la fiesta de Pesaj, y en efecto, falleció el 25 del mes.

Los médicos pidieron que esté solo (necesitaba respirar aire puro), y le pusieron la mesa del “Seder” en su cuarto, con una puerta abierta hacia el salón donde estaba su familia.

Recitó la Hagada como de costumbre, como si sacara “fuego” de su boca. Y cuando llegó a los preceptos de comer la “Matza”, todos sabían que no podría tragar nada. Se comió los dos “Cazaitot” (aproximadamente 60 gramos) de “Matza” en el tiempo que determinan los sabios y dijo: en verdad, esto es peligroso para mí, pero quiero dar una enseñanza a mis hijos y nietos, que hay que sacrificarse por los preceptos de la Tora…

Lo mismo hizo con el “Maror”, un precepto de los sabios, y también con el “Korej”, una costumbre. Sacrificándose y poniendo en peligro su vida, “para enseñar”…

Fue un hombre santo, sabio y legislador en nuestro pueblo. Y tal vez hay que sacrificar la vida por una costumbre, inclusive por un precepto de los sabios, o de la Tora. Y esto no es una prueba sobre las leyes. Es simplemente lo que ya dijimos: ¿cómo es posible no comer Matza, Maror o Korej cuando lo tenemos enfrente?

Esto puede compararse, salvando enormes diferencias, con tratar de convencer a una hormiga para que no junte más trigo, diciéndole que ya juntó suficiente. Y sin comparaciones, como decirle a Abraham Avinu que está exento de recibir invitados…

Traducido del libro Mikorvan Latora.

Leiluy Nishmat

Israel Ben Shloime   z”l

Lea (Luisa) Bat Rosa    Aleha Hashalom

Iemima Bat Abraham Avinu    Aleha Hashalom

 


 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]