Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Perlas Parashat Jukat
Por. Rav Yosef Meyer Medresh z



"Esta es la ley: cuando una persona muera en una tienda…" (19:14)

Más allá del sentido literal de este versículo, los Sabios comentan que la Torá nos aconseja que cuando una persona estudie Torá (la ley) en una Casa de Estudio (en una tienda), debe hacerlo de manera tal que parezca como si ella “murió”, es decir que no interrumpa su estudio por nada.


“Esta es la ley de la Tora...” (Bamidvar 19,2)

Pregunta el “Or Hajaim” Hakadosh: ¿por qué está escrito aquí esta es la ley de la Tora? Podríamos decir simplemente: esta es la ley, o esta es la ley de la impureza, o la ley de la pureza, de la misma forma que en otro lugar decimos “esta es la ley de Pesaj”.

Podemos contestar, dice el rab hagaon Iaacov Noiman ztz”l, que toda la Tora es una “ley”, al igual que el caso de la “Para Aduma”, la vaca roja, donde no encontramos ninguna explicación lógica a la esencia del precepto, así también no hay mente humana con la suficiente capacidad para comprender la profunda sabiduría que hay en cada ley de la Tora. Y una mente cualquiera no tiene ni siquiera la posibilidad de estudiar ningún juicio, ninguna legislación de la Tora, sin antes adquirir lo que llamamos la Santidad del Alma de Israel, ya que la Tora está por encima de la mente humana.

Veamos, por ejemplo, el caso de un juicio a un ladrón, cuando el juez lo declara culpable, lo condenará a prisión o a pagar una multa. En ambos casos, el juez no tiene noción de como calcular el monto a pagar o el tiempo a pasar en prisión, buscará un caso parecido e intentará copiarlo. En el caso de la multa, el monto será un poco más del dinero robado, pero la cantidad justa queda librada a su “suerte”, a lo que se le ocurra al juez en ese momento.

La Tora tiene una forma muy diferente de pensar. Cuando la Tora castiga al ladrón y le hace pagar el doble de lo que robó, la propia Tora “descendió” hasta el alma del ladrón, el monto que la Tora propone tiene la finalidad de “enderezarlo”, de convencerlo para que nunca más se atreva a robar. Un monto por debajo de lo que la Tora indica no tendrá el efecto deseado, no alcanzará para alejar a este hombre de nuevos robos. Y podemos decir, pongamos una multa fuerte para que no vuelva a robar. No, la Tora nos dice que ese es el importe, castigarlo con más es innecesario. La Tora llega al interior de la persona y sabe hasta donde es necesario castigar, ni un centavo más, ni un golpe más. Esto se llama juicio verdadero, y no toda persona puede llegar a juzgar así y comprender el por qué.

Escuché en nombre del Saba Mikelem, que la persona más sabia de cualquier pueblo nunca podrá entender un simple estudio de la Guemara, un estudio que un niño del Jeider sí entiende, porque para entender nuestra sagrada Tora hace falta también el “alma sagrada”, y eso es una ley!!!, como encontramos en el Midrash (perashat Mishpatim), que Akiles (Onkelos) le dice a su tío, el emperador Adrianus, que quiere convertirse y ser un iehudi. El tío trata de persuadirlo, un pueblo tan odiado, despreciado y perseguido, ¿qué viste para querer ser parte de ellos? -El más pequeño de ellos, sabe como Hakadosh Baruj Hu creó el mundo, lo que hizo el primer día, el segundo, todos saben cómo se sostiene el mundo y la Tora es Verdad. Bueno, dijo el tío, pero no te hagas la Mila! -Por allí debo empezar, tío, fijate que el más sabio y anciano de tu reino no puede estudiar la Tora porque no tiene Mila, ya lo dice el versículo en Tehilim: y no harás así con todos los pueblos...

La Tora no es una ciencia más, no se aprende solamente con inteligencia, por eso el Pirke Avot dice que la Tora se adquiere con cuarenta y ocho cualidades, cualidades que es necesario cambiar, unicamente después de haber hecho un “arreglo”, arreglar, mejorar nuestras cualidades, somos merecedores de recibir la Tora, cuando todo Israel fue “como un hombre, como un corazón”, con unión verdadera...

Darje Musar.

 

Biografía del autor:

El Rav Yosef Meyer Medresh z"l nació en México, donde cursó sus estudios en la escuela Yavne. A la edad de 16 años viajó a Israel para estudiar en las Yeshivot de Mir y Knéset Jiskyahu. En los estudios generales tuvo maestría en Ciencias de Computación y en Administración de Empresas de la Universidad Iberoamericana y de Long Island University, respectivamente. Formó una familia de 5 hijos con su esposa Shoshana, fijando su residencia en Jerusalem. Dictaba conferencias periódicamente sobre Fundamentos de Historia y Filosofía Judías en distintos seminarios para estudiantes hispano-parlantes. Escribió varios libros en español y en hebreo, como "La última jugada", explicaciones sobre varios tratados de la Mishná y un Compendio de temas relacionados con el Beit Hamikdash. Falleció trágicamente en Jerusalem el día 30 de noviembre del 2010. Que sea su recuerdo una bendición.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]