Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Behaaloteja-3
Por. Rab Ari Kahn



"El libro inconcluso"

La parashá de Behaalotejá contiene un estilo único en la Torá: dos versículos cerrados, como entre corchetes, por letras escritas en todo rollo de Torá en forma invertida de cada lado.  Las letras que están invertidas son dos "nun" y la impresión que ellas dejan es que estos versículos están escritos entre paréntesis.

"[Y cuando se desplazaba el Arca, Moshé decía: Levántate, D'os!  Que se dispersen tus adversarios, y los que Te odian que huyan de ante Ti.  Y cuando el Arca se posaba decía: Retorna D'os a las miríadas de miles de Israel!]" (10:35-36).

El Talmud y el Midrash dan una explicación para este fenómeno:

"Esta sección tiene señales arriba y abajo para informarte que este no su lugar apropiado" (Shabat 115b-116a).

De acuerdo al Talmud, estos versículos son en verdad parentéticos, puesto que fueron sacados del contexto correcto y puestos aquí.  Generalmente, nosotros encontramos diferentes opiniones entre los distintos comentaristas del Jumash respecto de la correcta secuencia de los eventos escritos en la Torá (o la pregunta más básica es si hay siquiera una secuencia).  Sea lo que sea, aún de acuerdo a la opinión que dice que la Torá no escribió los eventos siguiendo una secuencia, es curioso que específicamente en este caso la Torá misma puso una marca para indicar la "enmendación".

Sin embargo, el Talmud agrega otro detalle:

"Nuestros Rabinos enseñaron: 'y fue cuando el Arca viajaba que Moshé dijo, [etc.]': para esta sección D'os, dió señales arriba y abajo, para enseñar que este no es su lugar.  Rabí dijo: nos es por eso, sino porque es un libro separado.  Rabí Shemuel ben Najmani, en nombre de Rabí Ionatán estuvo de acuerdo: "ella [la sabiduría] ha cortado sus siete pilares": esto se refiere a los siete Libros de la Torá" (Shabat 115b).

Los siete "pilares de sabiduría" en el libro de Mishlé se refiere a los siete libros de la Torá.  Esta referencia presenta una dificultad para aquellos de nosotros que conocemos sólo cinco libros de la Torá (y es por eso que se lo llama Jumash - de la palabra jamesh (cinco)).  El Midrash pregunta:

"¿No hay cinco [libros de la Torá]?" (Bereshit Rabá 64:8).

Esto corresponde a Números, el cual completa los siete libros de la Ley.  ¿Pero seguro que hay sólo cinco?  La razón para esta declaración es que Bar Kapará contó la sección de Números desde el comienzo hasta 'cuando el Arca viajaba' (Números 10:35) como un libro, y 'Cuando el Arca viajaba' y el versículo siguiente como un libro separado.  Y del final de esa sección hasta el final del libro de Números, como otro libro separado" (Midrash Rabá Génesis 64:8).

El Midrash explica que hay, en verdad, siete libros: 1. Bereshit, 2. Shemot, 3. Vaikrá, 4.Bamidbar hasta estos dos versículos (sin incluirlos), 5. Estos dos versículos, 6. El resto de Bamidvar, 7. Devarim.  Decir que el libro de Bamidvar se puede dividir en dos partes es entendible - aún si perdemos la fórmula de los familiares "cinco libros" en el proceso.  Pero ¿cómo es que dos versículos aislados pueden conformar un libro por sí mismos?  Debemos señalar que la idea que opina que estos dos versículos forman un libro separado no es singular.  La Mishná en Iadaim la cual trata sobre la santidad ritual de las Escrituras enseña:

"Un rollo en el cual la escritura se ha borrado y 85 letras quedaron, tantas como hay en la sección que comienza: 'Cuando el Arca viajaba…' deja las manos impuras" (Iadaim 3:5).

La sección de Shabat citada anteriormente, la cual presenta la idea de los siete libros, fue la continuación de la pregunta halájica con la cual el Talmud se enfrenta, nombrando el tipo de escritura que puede ser salvada en caso de un incendio que ocurra en Shabat.  En ese caso, así como en el tema de la santidad ritual de las Escrituras, la conclusión es que el mínimo requerido para ser considerado un "libro" son 85 letras.

Entonces, nosotros vemos que estos dos versículos son considerados para algunos temas legales como un libro.  Nuestro entendimiento de que hay sólo Cinco libros de Moshé es de alguna manera inquietante.  Para entender este fenómeno, debemos mirar más de cerca al contexto en el cual estos dos versículos aparecen.  Al comenzar a leer la parashá de Behaalotejá vemos que los hijos de Israel están casi llegando a la meta, a la tierra Prometida.  La Torá ha sido recibida, el Mishkán ha sido construido e inaugurado, todo parece estar en su lugar para la marcha gloriosa.  Pero algo terrible pasó en el camino hacia Israel.

Consideremos las secciones de la parashá: primero, se le ordena a Aharón ser responsable por el encendido de las velas.  Por supuesto, Aharón cumple con la orden Divina:

"Aharón hizo eso (lo que le fue ordenado), encendiendo las velas para iluminar la Menorá como D'os le ordenó a Moshé" (8:3).

Luego sigue la sección que habla de la santificación de los Levitas:

"Y D'os habló a Moshé diciendo: Toma a los Levitas de entre los hijos de Israel y santifícalos" (8:5-6).

Lo que sigue son dos secciones que tratan sobre la celebración del Éxodo.  Se le ordena a Moshé que repita los rituales que fueron hechos en Egipto en la víspera del Éxodo.  Todo un año ya había pasado, y las prácticas que fueron instituidas en Egipto en aquella noche, serían repetidas en este momento.  Un problema surgió, porque había quienes estaban ritualmente impuros y no podían participar de la ofrenda de Pesaj. A estos individuos se les dijo que tendrían una segunda oportunidad para traer la ofrenda, al mes siguiente: el 14 del segundo mes ellos tendrían su Pesaj.

Miremos a la cronología de los hechos: Los judíos, como ya sabemos, salieron de Egipto el 15 de Nisán - año uno.  Cincuenta días más tarde, estaban en el Sinai.  Los judíos pecaron en el episodio del Becerro de Oro el día 17 del cuarto mes.  Moshé rezó por la nación y fue invitado a subir al monte Sinai por segunda vez en el primer día de Elul, el sexto mes.  Cuarenta días más tarde, en Iom Kipur, el diez de Tishrí, Moshé bajó de la montaña con las segundas Tablas, y con las instrucciones de la construcción del Mishkán.  Ellos recolectaron los materiales y comenzaron a construir el Mishkán.  En el primer día de Nisán en el segundo año, el Mishkán fue terminado.  Las doce tribus, representadas por sus líderes, llevaron ofrendas, lo cual nos lleva al día 13 de Nisán del segundo año.  Los judíos harían en ese momento Pesaj.  Aquellos que no estaban aptos para tomar del Pesaj tendrían otra oportunidad en el día 14 del segundo mes.  

Ahora estamos al día.  El segundo Pesaj fue cumplido.  ¿Cómo es que el pueblo sabía cuando era el tiempo de continuar la marcha?  La Torá nos da una señal Divina:

"En el día que el Mishkán fue erigido una nube envolvió el Mishkán…y en la noche lo que parecía ser un fuego (envolvía el Mishkán) hasta la mañana.  Cuando la nube subía…el pueblo viajaba, y en el lugar que la nube paraba, allí paraba el pueblo también" (9:15-17).

Una ley más fue enseñada antes de comenzar el viaje desde el Sinai: las trompetas serían usadas en función de dar órdenes referentes a la marcha.

Todo está ahora en su lugar.  La marcha comenzó:

"En el segundo año, el 20 del segundo mes, la nube se levantó…los hijos de Israel comenzaron su viaje desde el Sinai hasta que la nube se posó en el Desierto de Parán.  Este fue el primer viaje; por la palabra de D'os, a través de Moshé" (10:11-13).

La marcha comenzó, pero ¿a dónde ellos iban?  Moshé trajo la respuesta cuando invitó a Jovev a viajar con ellos:

"Nosotros viajamos al lugar del cual D'os dijo 'Yo se los he dado a ustedes'.  Únete a nosotros…" (10:29).

Moshé habló en tiempo presente: "estamos viajando".  Moshé creía que los judíos estaban a punto de entrar a la Tierra Prometida!  Él creía que la promesa de D'os a nuestros patriarcas iba a concretarse.  El futuro era ahora.  Que suenen las trompetas - que la conquista comience!  Jovev rechaza la invitación y el pueblo continúa sin él; el destino de los judíos y de otros pueblos del mundo no se concretaría todavía.  Jovev viajaría por una ruta distinta; su camino hacia Jerusalem tendría que esperar hasta el final de los días.  Los judíos estaban dirigiéndose directamente haIsrael.

Es en este preciso momento que los dos versículos entre paréntesis aparecen:

"[Y cuando se desplazaba el Arca, Moshé decía: Levántate, D'os!  Que se dispersen tus adversarios, y los que Te odian que huyan de ante Ti.  Y cuando el Arca se posaba decía: Retorna D'os a las miríadas de miles de Israel!]" (10:35-36).

Como ya sabemos, los judíos no entraron a la tierra de Israel inmediatamente.  Ellos viajaron en su propio circuito durante 40 años.  Los hechos en este caso van en contra de la visión conceptual de la historia.  En ese momento, cuando todos los prerequisitos para conquistar la Tierra Prometida habían sido alcanzados, el entendimiento de Moshé fue correcto.  El pueblo judío debía comenzar su marcha exactamente en ese momento.  Pero la visión lineal de la historia prevaleció.  La visión de Moshé fue sobrepasada por asuntos más mundanos.  El tiempo no había llegado.

El patetismo de la situación de Moshé era palpable; antes de estos dos versículos misteriosos, Moshé estaba en un estado de ánimo bueno respecto de la marcha, invitando a otros a unírsele.  Después de estos dos versículos, Moshé se transforma, casi literalmente, en suicida.  A pesar de lo shoqueante que esta observación pueda ser, los versículos mismos atestiguan el cambio radical de Moshé:

¿Qué fue lo que precipitó esta drástica transformación en la visión de Moshé?  Rabí Soloveitchik explicó que en ese momento el pueblo pedía inmediata gratificación de sus necesidades, este deseo hedonista sirvió como un obstáculo mucho más que grande en el camino hacia Israel.  En ese momento Moshé entendió que la Tierra de Israel estaba más distante de lo que él se imaginaba.  

Moshé entendió, enseguida, que él nunca entraría a la Tierra prometida, que su misión terminaría antes de la conquista.  Él no vería la belleza del Templo de Jerusalem.  Para Moshé, así como para muchos judíos en la historia, la Tierra Prometida quedaría en eso - una promesa.

Pero ¿qué es lo que tienen estos dos versículos, para que nuestros Sabios hayan visto en ellos un libro entero?  La respuesta es obvia: estos versículos representan el libro que nunca fue escrito, el libro de la conquista liderada por Moshé, luchada por D'os.  Estos versículos representan el libro que tendría que haber sido, pero no fue.  La clave para entender esta enseñanza son los comentarios de Seforno:

"Cuando el Arca viajaba" - para entrar a la Tierra de Israel.  "Levántate D'os!, que se dispersen tus adversarios" - si no hubiese sido por los merraglim (los espías) ellos hubieran entrado [a Israel] sin batallas, porque los habitantes [de Israel] hubieran huido.  (Seforno a 10:35-36)

El Seforno explica que estos versículos son los que dijo Moshé antes de entrar a la Tierra.  Pero Moshé nunca entró a la Tierra!  Entonces, esto es lo que él hubiese dicho si hubiese entrado a la tierra de Israel, y el resultado hubiese sido una conquista pacífica.  Cuando leemos el primer comentario del Seforno a  Bamidvar, vemos esta idea ya desarrollada:

"Cuenta a los jefes de la comunidad de los hijos de Israel" - para ponerlos en orden, para que puedan entrar a la tierra inmediatamente.  (Seforno a Bamidvar 1:2).

Los judíos tenían que entrar a la Tierra de Israel en ese momento.  Sin embargo, debido a sus fracasos y caídas, esa generación no tuvo el mérito de estar en la tierra Prometida.  Con estos dos versículos entre paréntesis, D'os deja una señal, un recordatorio, de lo que pudo haber sido, o más precisamente, de lo que fue.  Entonces, ¿por qué dos simples versículos son llamados un "libro"?  Tendría que haber habido más información en este libro.  El primer versículo tenía que contener el "comienzo de la redención" - "Y cuando se desplazaba el Arca, Moshé decía: Levántate, D'os!  Que se dispersen tus adversarios, y los que Te odian que huyan de ante Ti (10:35) - mientras que el segundo versículo representa el último versículo de este libro - "Y cuando el Arca se posaba decía: Retorna D'os a las miríadas de miles de Israel!" (10:36).  El final de la Redención marcará el retorno de todos los judíos a la nación, a la tierra de Israel, a la Torá, a D'os.

En verdad, estos dos versículos representan todo un libro incompleto, el libro del destino del pueblo judío.  Aún cuando fracasamos, D'os no permite que nos olvidemos de nuestra misión.  Aún cuando nos desviamos de nuestro destino y nos alejamos del camino correcto así como hicimos en el desierto, aún si deambulamos en el desierto, cosechando las frutas amargas de nuestros pecados, se nos recuerda de nuestra misión.  Hay una sección en la Torá, todo un libro, dedicado a contarnos la historia inconclusa y a alentarnos a terminarla.

"Rabí Shimón hijo de Gamliel enseñó: 'en el futuro esta sección será sacada de aquí y escrita en el lugar correcto'" (Shabat 116a).

Moshé tenía razón: este era lugar correcto para que comience la conquista, y él estaba dispuesto a cumplir con lo que él sabía que era su función más importante.  Trágicamente, Moshé se equivocó, puesto que el pueblo no estaba listo para entrar.  El sueño de Moshé desapareció.  En retrospectiva, pero sólo en retrospectiva y por las deficiencias del pueblo, este no es el lugar correcto para que la historia de la redención sea contada, y si es contada, sólo es insinuada pero no terminada.  Rabí Shimón ben Gamliel nos asegura que esta historia será completada cuando la marcha gloriosa tome lugar y la miríada de judíos perdidos retorne, para conectarse con las letras perdidas de este libro, el cual espera ser completado.

Rab Ari Kahn

 

 

 




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]