Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Koraj-3
Por. Rab Ari Kahn



" Rebelión!"

La caída en el liderazgo recordada en la parashá de la semana pasada es seguida por una directa y completa rebelión en contra de Moshé, Aharón y D'os en la parashá de Kóraj.  El negativo reporte de los espías, los mismos hombres a los cuales les fue confiado el liderazgo, causaron que las masas reevalúen si continuar o no bajo el liderazgo de Moshé.  Este mal uso del poder trajo calamidad sobre las masas.  En la parashá de esta semana, Kóraj toma ventaja del descontento del pueblo.  El momento es oportuno - y él ataca.  ¿Quién era Kóraj?  ¿Qué lo motivó a hacer esto?  ¿Qué tenía planeado?  Una revisión del episodio nos ayudará a entender estos temas.

Primero, consideremos la estrategia de Kóraj:

"Tomó Kóraj - el hijo de Itzhar, hijo de Kehat, hijo de Leví - y Datán y Aviram - los hijos de Eliav, y On - el hijo de Pelet, hijos de Reubén, hombres.  Y ellos se levantaron en contra de Moshé, con algunos del pueblo de Israel, doscientos cincuenta príncipes de la asamblea, regularmente convocados a la congregación, hombres de renombre" (16:1-2).

Su movimiento inicial fue incitar a varias partes de la población que se sentían privadas del derecho a votar, particularmente de la tribu de Reubén: si alguien sintió que su posición había sido comprometida, ese fue Reubén.  Ellos eran, después de todo, los primogénitos de Iaacov.  De acuerdo a esto, el reinado, la kehuná (el derecho a ser cohanim - sacerdotes) y la doble herencia debía haber sido para ellos.  Pero estos privilegios les fueron sacados por Iaacov, y les fueron dados a Iehudá, Leví e Iosef respectivamente.  Es por eso que en su movimiento inicial Kóraj manipula a los líderes de Reubén para que se le unan a su rebelión.

Luego nosotros vemos el argumento que él usa:

"Y ellos se juntaron en contra de Moshé y en contra de Aharón y les dijeron: 'ustedes tomaron demasiado para sí mismos, puesto que toda la comunidad es sagrada, y D'os está entre ellos.  ¿Por qué se elevaron por sobre la comunidad de D'os?'" (16:3).

El comentario de Rashí sobre su queja es instructivo:

'Ustedes tomaron demasiado para sí mismos': ustedes tomaron demasiada grandeza para sí mismos.

'Porque toda la comunidad es sagrada': todos escucharon los sonidos en el Sinai emanando del Cielo.

'¿Por qué se elevan por encima de la comunidad de D'os?': si tomaste el reinado para ti mismo, no debías haberle dado a tu hermano el sacerdocio… (Rashí 16:3).

¿Cuál es el orden de Kóraj?  Por un lado, él correctamente señala que toda la nación estuvo en el Sinai.  Esto provee la base para reclamar que el liderazgo puede pertenecer a cualquiera de ellos.  Mientras que este argumento es ciertamente populista, y puede quizás darle a él un apoyo aún más grande, lo puede llevar a la anarquía, puesto que finalmente su argumento lleva a la conclusión de que no hay necesidad de un líder en absoluto: Ningún individuo debe ser puesto sobre un pedestal por encima de otros.  Quizás el liderazgo debe estar basado en la rotación, creando 'una nación de camaradas - todos para uno y uno para todos'.  A pesar del gran mensaje, Rashí indica que Kóraj mismo no creía en las palabras que sacó de su boca, puesto que él dice:

"'¿Por qué te elevas por encima de la comunidad de D'os?': si has tomado el reinado para ti mismo, no debías haberle dado a tu hermano el sacerdocio…" (Rashí 16:3).

El texto es poco claro respecto de quién es atacado: ¿es Moshé su enemigo, o Aharón?  Aquí Kóraj parece decir: 'podemos hacer que todo se olvide si están de acuerdo en compartir un poco de la fortuna'.

Kóraj quería poder.  Él creyó encontrar una manera para alcanzar su meta: atacar a Aharón. Aharón era la conexión débil, puesto que había sido culpable en la tragedia del becerro de oro.  ¿Por qué él tenía que ser recompensado y convertirse en el Cohen Gadol?  ¿Por qué no se buscaba un personaje más simpático para servir como Cohen Gadol, digamos… Kóraj?

En realidad, este ataque fue en contra de Moshé y, verdaderamente, en contra de D'os.

"La razón por la cual Kóraj se negó a permitir que la pelea sea compuesta por la intervención de Moshé fue porque él no había entrado en ella por una causa verdaderamente religiosa, y porque él tenía un escaso respeto por la gloria de D'os, y se negaba a reconocer Su poder creativo.  Cuando Moshé percibió que él así lo había puesto afuera de la escena, él se "enfureció" (Números 27:15).  Él se "enfureció" porque no podía formar parte de la discusión; él estaba "muy enfurecido" porque ellos negaban el poder creativo de D'os.  Kóraj negaba este poder completamente, tanto en la esfera de arriba como en la de abajo, como está insinuado en la frase: 'cuando ellos se levantaron en contra de D'os' (Números 26:9)"  (Zohar, Bereshit pag. 17a-b).            

"Moshé dijo a los Levitas: 'si Aharón mi hermano ha tomado el sacerdocio por propia iniciativa, ustedes hubieran hecho bien en indignarse en contra de él.  Sin embargo, esto fue dado a él por D'os, a Quien pertenece la grandeza, el poder y la soberanía, entonces cualquiera que se levante en contra de Aharón, ¿no se estará levantando en contra de D'os?'  De acuerdo a esto está escrito: 'Y respecto de Aharón, ¿quién es él que susurra en contra de él? (ibid)'" (Midrash Rabá Números 18:9).

Es D'os, no Moshé, quién elige.  Quizás al puntualizar que toda la nación estuvo en el Sinai Kóraj demuestra rechazo al liderazgo de Moshé, puesto que Moshé difiere de toda la nación en el hecho de que él no sólo estuvo parado en el Sinai, sino que ascendió a la montaña y trajo la Torá con él.

La táctica de Kóraj parece menos que directa; quizás él entendió que un ataque directo en contra de Moshé iba seguramente a fracasar.  Sin embargo, si Moshé hubiese aceptado las demandas de Kóraj sobre el sacerdocio, la propia posición de Moshé hubiese sido irreparablemente comprometida, y el camino a su retiro hubiese sido pavimentado.

¿Qué fue lo que corrompió a Kóraj?  ¿Qué causó su negación a la autoridad de D'os?  Los midrashim y la tradición cabalística sugieren varias explicaciones sobre el fracaso de Kóraj.  Una explicación describe a Kóraj como un hombre rico quien, a no diferencia de otros hombres de gran fortuna, deseaba poder:

"Encontrarás que hay riquezas que dañan a sus poseedores y otras riquezas que los mantienen en buen estado.  Como un ejemplo de riquezas que dañan, toma el caso de Kóraj quien era más rico que todo Israel y del cual está escrito: 'entonces ellos, y todo lo que les pertenecía fueron tragados vivos por la tierra' (Números 16:33)" (Midrash Rabá Éxodo 21:3).

Otras fuentes indican que Kóraj se sintió humillado por Moshé por haberle afeitado su cabeza (mientras lo preparaba para su servicio como Levita),             una sugerencia que también explica el origen del nombre Kóraj - que significa calvo.

"'Tomó Kóraj…': implica que él tomó su sotana y fue a pedir consejo a su esposa.  Cuando D'os dijo a Moshé: toma a los levitas de entre los hijos de Israel y purifícalos.  Y así harás a ellos para purificarlos… que una navaja pase por toda su carne (ibid 8:6), Moshé hizo esto con Kóraj.  Éste caminó así entre los israelitas y no lo reconocieron.  Ellos le dijeron: '¿quién te hizo esto?'.  Él les dijo: 'Moshé lo hizo.  Aún más, él me amarró de las manos y los pies y yo fui apartado y me dijo: 'he aquí, que tú estás puro!'.  Luego él trajo a su hermano Aharón y lo trató como una novia y lo hizo sentar en la Tienda de Reunión!'  Instantáneamente, los enemigos de Moshé comenzaron a incitar a Israel en contra de él diciendo: 'Moshé es rey, su hermano Aharón es el Cohen Gadol, y sus hijos son cohanim!  El cohen toma terumá, el cohen obtiene diezmos, el cohen obtiene 24 regalos!  (Midrash Rabá - Números 18:4).

En mis notas en la parashá de Bereshit, yo cité la opinión del Arizal, quien compara a Kóraj con Cain, notando los celos ciegos y autodestructivos que cada uno protagonizó en contra de quienes no estaban dispuestos a batallar.  De alguna manera, la primera "discusión" entre Cain y Hével fijó el escenario espiritual para la discusión indiscutiblemente más  famosa del Jumash: la discusión entre Kóraj y la dirigencia.  Yo noté en esa discusión el paralelo lingüístde "la tierra abrió su boca" (Bereshit 4:11) para tragar la sangre de Hével y la "midá kenegued midá" (castigo acorde al pecado) así como también que la tierra tragó a Kóraj y sus hombres (Devarim 11:6).  Mientras que este paralelo necesita ser estudiado y considerado, otros aspectos de la personalidad de Kóraj y sus tácticas también son merecedoras de ser estudiadas.

Hemos visto elementos de vanidad, megalomanía, arrogancia y autoengaño en la personalidad de Kóraj, y demagogia y manipulación en sus argumentos.  Sin embargo, y no como los espías en la parashá precedente, Kóraj no era un personaje marginal.  Él era un líder de su tribu, al cual se le había  confiado la función de cargar el Arca del Pacto:

"Nuestros Sabios dijeron: 'Kóraj era extremadamente sabio, y él estaba entre los que cargaban el Arca'" (Bamidvar Rabá 18:3).

Entonces, ¿qué fue lo que llevó a este hombre a que se desvíe, y permita que tantos defectos se manifiesten en él?  Quizás podemos contestar esta pregunta al notar una peculiaridad sobre Kóraj.  A pesar de su habilidad para juntar apoyo de varias partes de la población, en su propia casa él no era exitoso.  La Torá nos dice en el próximo censo:

"Y los hijos de Kóraj no murieron" (Bamidvar 26:11).

Aparentemente, los hijos de Kóraj no siguieron las enseñanzas de su padre.  Ellos llevaron el Arca con dignidad.  Los Salmos 42, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 84, 85, 87, 88 son atributos a los descendientes de Kóraj.  El Midrash enseña que uno de los profetas más famosos, Shemuel, fue descendiente de él:

"Dijeron Nuestros Sabios: … para que no diga (Kóraj) 'Shemuel descenderá de nosotros y por él yo me salvaré'" (Bamidvar Rabá 18:15)

En otra sección el Midrash dice:

"Y Kóraj que era un hombre inteligente - ¿qué razón tenía para hacer semejante tontería?  El ojo de su mente lo desvió.  Él vió que una descendencia distinguida emanaría de él, particularmente Shemuel, cuya importancia equivale a la de Moshé y Aharón; como podemos entender del texto: Moshé y Aharón entre Sus sacerdotes, y Shemuel  entre ellos que aclaman Su Nombre (Salmos 99:6), y de entre sus descendientes se formarán 24 divisiones de levitas de los cuales todos profesarán bajo la influencia del Espíritu Sagrado; como está escrito: Todos ellos fueron los hijos de Hemán (Crónicas 25:5). Él discutió: '¿es razonable que, puesto que tanta grandeza está destinada a emanar de mí, yo quede en silencio?  Sin embargo, él no vió correctamente.  De hecho sus hijos se arrepintieron y fue de ellos que la distinguida descendencia emanó.  Sin embargo, Moshé sí lo vió.  La razón, entonces, de por qué Kóraj fue suficientemente tonto como para ponerse en peligro fue porque él escuchó de Moshé que todos caerían y uno de ellos escaparía; así como está escrito: 'Y será que el hombre que D'os escoja será sagrado'" (Midrash Rabá Bamidvar 18:8).

Kóraj creía en su superioridad en el área de la descendencia, puesto que él sabía que grandes líderes espirituales descenderían de su línea, mientras que de la línea de Moshé habría una descendencia menos impresionante.  La Torá y el Midrash hablan frecuentemente sobre la progenie de Moshé.  Kóraj, por otro lado, se consideró a sí mismo merecedor del rol de liderazgo por los descendientes que surgirían en el futuro.  De hecho, los hijos de Kóraj eran individuos superiores - así como está evidenciado por su negación a seguir a su padre y por su propia visión de su misión sagrada de llevar el Arca.  Kóraj mismo percibió la grandeza de ellos, pero en su camino torcido, él transformó la santidad de ellos en una justificación para rebelarse.  Sus hijos, por supuesto, se apartaron de la discordia provocada por su padre y siguieron dedicándose a Moshé, Aharón y a D'os.

Esta visión nos permite apreciar el argumento que usó Kóraj: 'porque toda la comunidad es sagrada y D'os está entre ellos' - una declaración verdadera.  Rashí sugirió que Kóraj se refería al momento en que toda la comunidad estaba parada en el Sinai, pero el Rab Tzadok HaCohen de Lublin sugirió un entendimiento diferente al entendimiento de Rashí.  Mientras que Rashí señala el pasado, el Rab Tzadok entiende que la referencia de Kóraj es expuesta sobre el futuro.  Los judíos son verdaderamente una nación sagrada, y D'os está entre ellos, pero la santidad del pueblo y la manifestación de D'os en la comunidad crecerá increíblemente cuando los judíos logren alcanzar cumplir con su misión colectiva.  Cuando Kóraj habla del Sinai y la Revelación, él ve a la comunidad en términos idílicos.  Para Kóraj, el futuro es ahora; D'os está entre ellos.  Pero esta perspectiva tiene sus riesgos: si el futuro es considerado, entonces los descendientes de Kóraj son claramente más significativos que los de Moshé.  Son los descendientes de Kóraj que cargarán el Arca, serán los mensajeros y los Profetas de D'os.  Entonces se torna apropiado que Kóraj, y no Moshé o Aharón lidere.  El error de Kóraj, su mal entendimiento de las necesidades espirituales de la nación, fue trágico.  En lugar de gloria, Kóraj encontró desesperación y enemistad.

De acuerdo al Midrash, Janá la madre de Shemuel sirve como el poder espiritual que saca a Kóraj de las profundidades:

"Los Rabinos dijeron: Aun así la compañía de Kóraj se hundió y descendió incluso hasta lo más bajo, hasta que Janá se levantó y rezó por ellos: 'el Señor mata, y da vida; Él tira al pozo y saca de él'  (Shemuel I 2:6)"  (Midrash Rabá Génesis 98:4).

Irónicamente, Shemuel, el descendiente más notable de Kóraj, apoyó el liderazgo en su generación.  Él directamente fue responsable de ungir a los dos primeros reyes de Israel.  Él no intentó usurpar el reinado y así obtener poder para sí mismo; sino que él fue un sirviente fiel de D'os.  Shaul, el primer rey de Israel, fue ungido por Shemuel, y sólo los propios pecados de Shaul causaron la pérdida del trono.  Shemuel inició la dinastía Davídica con el ungimiento de David.  Así, mientras que la haftará de esta semana contiene muchas alusiones a nuestra parashá, la principal asociación es la línea marcada entre Shemuel y Kóraj, y las sorprendentes diferencias en sus actitudes y comportamientos.

El error de Kóraj fue creer que el liderazgo es el resultado del intelecto, riqueza y poder.  La idea judía de liderazgo es tomar responsabilidad, y servir como un intermediario de D'os.  Shemuel entendió esto.  Kóraj no lo entendió.

Kóraj clamaba que D'os estaba entre las personas.  Por supuesto, él no se equivocó.  Al Rab de Kotzk se le preguntó una vez: '¿Dónde está D'os?'.  Él respondió: 'Donde sea que lo dejemos estar'.  La presencia de D'os es una pregunta del espíritu del hombre, no de la existencia de D'os.  Los hijos de Kóraj también entendieron esto; en uno de los rezos más poderosos en los Salmos ellos piden:

"Para el director.  Maskil de los hijos de Kóraj: Así como un carnero anhela por los saltos de agua, así mi alma te anhela a Ti - D'os.  Mi alma está sedienta de D'os, del D'os viviente.  ¿Cuándo apareceré ante D'os?  Mis lágrimas fueron mi pan día y noche, mientras ellos me dicen todo el día, ¿dónde está tu D'os?" (Salmos 42:1-4).

En este pasaje profundo nosotros entendemos por qué Kóraj tenía una razón para estar orgulloso, pero sus descendientes eran un poco distintos que él.  Ellos sabían que D'os estaba entre ellos, ellos buscaban y deseaban sentir y experimentar a D'os en niveles más y más grandes.  Ellos fueron honrados al cantar en el Templo; quizás ellos no tenían el papel de protagonistas especiales - ese papel era reservado para el Cohen Gadol - pero ellos estaban contentos con su rol, cantando palabras poderosas, las cuales unidas a melodías estremecedoras, evocaban imágenes conmovedoras.  Sus palabras, las cuales eran la herencia positiva de Kóraj, nos inspira hasta este día.  A diferencia de Kóraj, quien insistió que D'os está entre todos nosotros, sus descendientes cantaron canciones describiendo cómo el hombre debe desear a D'os, buscar a D'os y colmarse de amor por D'os.

"Para el director.  Maskil de los hijos de Kóraj: Así como un carnero anhela por los saltos de agua, así mi alma te anhela a Ti - D'os.  Mi alma está sedienta de D'os, del D'os viviente.  ¿Cuándo apareceré antD'os?




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 6+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]