Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Tzav-5
Por. R.Aharon Shlezinger





El fuego y el orgullo
  
La sección de la Torá "Tzav" prosigue con el tema de las ofrendas, el cual había sido iniciado en la sección Vaikrá.
  

En el  inicio, la "parashá" hace mención al sacrificio llamado "Olá", o sea, aquel animal que debe ser quemado en su totalidad, no aprovechándose absolutamente nada de su carne.
  
La Olá, al igual que cada ofrenda solicitada, tenía como objetivo, despertar en quien lo traía, el sentimiento de arrepentimiento por la falta cometida. El mismo, expiaba al individuo por haberse enorgullecido frente a los demás, o ante el Todopoderoso; al ser quemado por completo, provocaba que su propietario se percate de lo que ha hecho y tome conciencia de la infracción.

Este fenómeno era posible por causa de que aparecía frente a sus ojos, una imagen que le recordaba lo que él mismo había hecho. Esta imagen era provocada por el fuego que consumía el animal que él había traído hasta convertirlo en cenizas.
  
El fuego tiene la tendencia permanente de elevarse, eso ocasiona en la persona el recuerdo de la falta que cometió, al elevarse por sobre los demás, creyéndose más que ellos, llenándose de orgullo. (Kli Yakar)
  
El orgullo y enaltecimiento por sobre los demás, es el mayor obstáculo que se interpone entre la persona y su prójimo, como así entre el individuo y el Creador. Este hecho alcanza tal magnitud que llevó al Todopoderoso a sentenciar: "Todo aquel que es orgulloso, Yo y él no podemos convivir juntos en el mundo". (Talmud Sotá 5a).
  
El alejamiento de esta tendencia negativa, debe ser total, pues no causa ningún beneficio, y los perjuicios que ocasiona son grandes.
  
Por esta razón, los sabios establecieron: siempre se debe buscar, en todos los ámbitos, un camino intermedio, tratando de encontrar el equilibrio. Por ejemplo, con el dinero, no debe uno ser una persona despilfarradora, ni mezquina, aunque el desee ayudar a los demás.

Esto es, porque si reparte todo su capital, se quedará sin nada, y finalmente necesitará él mismo pedir de su prójimo.

Por lo demás  si otorga a los necesitados valores insignificantes, la gente hablará de él como un individuo tacaño, y su nombre quedará desprestigiado frente a la sociedad.
  
Transitar siempre por senderos intermedios es lo optimo, excepto en el caso del orgullo, donde es menester distanciarse totalmente, hasta situarse en el lado opuesto, ya que es la humildad la que nos llevará a alcanzar una vida feliz, y amena, llegando de este modo a obtener, distinciones y logros. (Rambam Iljot Deot)




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 2+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]