Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Naso-5
Por. R.Aharon Shlezinger



La sección de la Torá que leemos esta semana parashat Nasó, habla de la inauguración del Santuario móvil (Ohel Moed), el cual acompañaría al pueblo de Israel durante todos los años que duraría la travesía por el desierto, hasta llegar a la tierra prometida.

Los versículos relatan que durante doce días consecutivos, el líder de cada una de las doce tribus de Israel trajo su ofrenda al Todopoderoso. (Bemidvar 7: 12-16): “El que se presentó en el día primero con su ofrenda fue Najshón ben Aminadav, de la tribu de Yehuda quien trajo una bandeja de plata cuyo peso era de ciento treinta (“Shekel”), un fuente circular (“bol”) de plata de setenta Shekel, ambos llenos de sémola revuelta con aceite para oblación. Una cuchara de oro de diez Shekel llena de incienso. Un toro, un carnero, un cordero de un año para Holocausto. Un macho cabrío para expiación. En tanto, para ofrendar como sacrificio pacífico trajo dos toros, cinco cabritos, cinco corderos, cinco ovejas de un año, siendo esta la ofrenda de Najshón ben Aminadav”.

Luego la Torá narra los acontecimientos de los días subsiguientes, en los cuales se presentaron cada uno de los líderes de las tribus restantes con sus ofrendas.

Lo sorprendente de este relato es, que la ofrenda de ellos, estaba compuesta exactamente de los mismos elementos traídos por Njashón ben Aminadav. La pregunta que surge tras este detalle es, ¿para qué la Torá repite doce veces lo que cada uno trajo?.

Para explicar la pregunta tenemos que entender, que tanto los elementos traídos por los representantes de las doce tribus, como el contenido y el peso de ellos era el mismo; sin embargo, la intención específica de cada uno al presentarse con esos elementos era notablemente diferente.

Para comprender esto, situémonos en el siguiente acontecimiento: Daniel lleva al carpintero un trozo de madera de cedro de 50 centímetros cuadrados, luego va Shimon y también le lleva un trozo de madera de cedro de 50 centímetros cuadrados, al final aparece Shlomo que como los dos anteriores, trae un trozo de madera de cedro de 50 centímetros cuadrados.

Quien los ve entrando donde el carpintero, puede pensar que todos trajeron lo mismo y desean lo mismo; sin embargo solo cuando el carpintero llega, se sabe que la intención de Daniel es que le construya un estante para la repisa que desea colocar en la habitación de su hijo. En tanto que Shimon pretende que le armen una pequeña caja para conservar allí una condecoración especial; mientras que Shlomo desea que le corten la madera de acuerdo al plano que trajo, para hacer con los pedazos una pequeña maqueta de una casita para la exhibición de artesanías a llevarse a cabo el mes próximo.

Podemos decir que esto mismo aconteció con los líderes de las tribus, todos ellos trajeron aparentemente lo mismo, pero las intenciones de cada uno eran bien distintas.

Detengámonos en el caso de Najshón ben Aminadav, que fue el primero en presentarse. El era el representante de la tribu de Yehuda. Yehuda había sido bendecido por su padre Yaakov para que gobierne por sobre sus hermanos, tal como consta en el versículo: (Bereshit 49: 8-9): “Yehuda, a ti te alabarán tus hermanos, tu mano estará sobre la retaguardia de tus enemigos y se prosternarán a ti los hijos de tu padre. Cachorro de león es Yehuda, de la presa de mi hijo te apartaste (cuando me trajisteis la túnica de Iosef bañada en sangre y sospeché de ti, pensando que seguramente fue presa de una fiera salvaje resultando devorado por ella, en referencia a ti, que eres comparado a un león. En ese momento pensé que lo habías matado por los sueños que tuvo, de que sería rey, y temiste ser destronado por él. Pero tú te apartaste de la idea de tus otros hermanos cuando quisieron arrojarlo al pozo, e intentaste protegerlo). (Yehuda) se tendió, yació como un león y como una leona ¿quién osará levantarlo?. No se apartará el cetro de Yehuda, ni los discípulos de entre sus pies, hasta que venga Shilo (el Mashiaj), y a él se congregarán los pueblos”.

Considerando que Yehuda fue coronado por su padre como rey sobre sus hermanos, siendo esta una nominación por generaciones, correspondía que Najshón ben Aminadav, de la tribu de Yehuda, al traer su ofrenda, tenga una intención relacionada con el reinado. Y efectivamente así aconteció.

El detalle completo de la intención que tuvo en cada componente de la ofrenda que trajo, y también la intención que tuvieron cada uno de los demás líderes de las tribus restantes, está explicado detalladamente en el libro “Midrash Rabá”. Nosotros nos detendremos a analizar el motivo del fuente circular (“bol”) y la “bandeja” traídas por Najshón.

Estos dos elementos representan el reinado total sobre el mundo, el cual tuvo su momento cumbre en la época del rey Shelomó, hijo de David, de la tribu de Yehuda, y lo mismo acontecerá, con el esperado rey Mashiaj quien también será descendiente de David, y reinará sobre todo el mundo.

¿En qué se relaciona un fuente circular (“bol”) y una bandeja con el reinado total sobre el mundo?.

La fuente circular, era un recipiente ocupado en el Templo, donde se vertía la sangre de los animales sacrificados. La sangre no debía coagularse, puesto que debía ser rociada posteriormente sobre el altar. Para evitar la coagulación, se la colocaba en esta fuente circular, redonda sin base, la cual no podía quedar estática al ser puesto en una superficie lisa (el suelo, una mesa, etc). Este fuente circular era pasada de mano en mano, de un Kohen a otro, y el que la recibía, la agitaba para que la sangre no se coagule.

Este sistema citado, es idéntico a lo que sucede con una pelota. Esta es pasada de mano en mano y siempre está en movimiento, “tal como acontece con la tierra”.

Quien posee la “pelota” en su mano, posee el dominio de la misma. De la misma forma, quien tiene el mundo en sus manos, posee el dominio del mismo.

Como nota ilustrativa, cabe citar que nuestros sabios prohibieron tener en la casa una figura de un ser humano que tiene una pelota o un mundo en su mano. Pues eso representa el dominio del mundo, y una estatuilla de ese tipo suele ser adorada cometiendo idolatría.

Volviendo a lo anteriormente citado, la bandeja representa al mar. Por lo tanto si miramos desde arriba al planeta tierra, veremos algo similar al aspecto de una pelota (los continentes) flotando dentro de una fuente de agua, que son los mares del mundo.

¿Cómo sabía esto Najshón ben Aminadav, quien trajo su ofrenda poniendo la intención en el reinado por generaciones, de un hombre de su tribu, a la que él pertenecía; y cómo sabía que el máximo dominio del mundo se materializaría en estos dos reyes (Shelomó y Mashiaj) de la tribu de Yehuda, los cuales dominarían la tierra que tiene forma esférica y flota sobre una gran masa de agua?.

La respuesta es, que tanto Najshón, como los demás líderes de las tribus que trajeron su ofrenda con intenciones específicas, sabían que es lo que acontecería en el mundo hasta los últimos días. Esa información estaba en poder de ellos desde tiempos del patriarca Yakov, por eso, acorde a lo que sucedería en el futuro, cada uno traía su ofrenda, y ponía las intenciones (Kavanot) específicas.

Nuestros sabios en el Midrash, al enseñarnos esto nos muestran también que antes de Colón y Copérnico, la Torá y sus estudiosos sabían que la tierra era redonda.

Shabat Shalom




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 9+1=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]