Judaismohoy
Buscador . . . . . . . . . . . .
 






Shabat Shalom


Parashat Hazzinu-5
Por. R.Aharon Shlezinger



Parashat “Haazinu”

Los testigos que eligió Moshé


Moshé se dirige a los testigos que seleccionó: “Oigan cielos y hablaré, escucha tierra lo que mi boca pronunciará: Descenderá como la lluvia mi presente (la Torá), fluirá como el rocío mi palabra...”. (Devarim 32: 1).

Moshé en sus últimos momentos de vida advierte al pueblo de Israel que se conduzcan por el sendero del bien y no se aparten de las enseñanzas que emergen de la Sagrada Torá. Para tal fin toma como testigos a los cielos y la tierra, pues pensó: ‘yo soy un simple ser humano, evidentemente llegará el momento en que mi alma deba abandonar el cuerpo y retornar al Creador, entonces si el pueblo dijere: ‘nosotros no recibimos el pacto’, ¿quién podrá levantarse y probarles que si lo recibieron? Es por eso que nombro a vosotros, cielos y tierra, como testigos. Ustedes existirán siempre y podrán atestiguar apropiadamente si llegase a acontecer lo antes mencionado’.

Luego el versículo cita que es lo que deberán atestiguar “Descenderá como la lluvia mi presente”, esto es, ‘la Torá que di a Israel vivifica el mundo, así como la lluvia lo hace cuando desciende del cielo regando los sedientos sembrados. ”Fluirá como el rocío Mi palabra...”, pues todos se alegran cuando el rocío cae, en contraposición a la lluvia, que pese al gran beneficio de la misma, existen quienes transitan por los caminos o aquellos que tienen una fosa de vino en proceso de elaboración a la intemperie, y se entristecerán a causa del descenso de las precipitaciones. (Basado en Rashi)

Rabí Israel de Salant solía mencionar al respecto: “La distancia que separa a la boca del corazón es proporcionalmente la misma que separa al cielo de la tierra. Y aunque las distancias sean abismales, podemos apreciar claramente como las lluvias descienden de los cielos provocando que los sembrados crezcan sobre la superficie terrestre a pesar de estar tan alejada de quién le suministra el líquido vital. Luego de nutrirse y reunir fuerzas, las plantaciones se elevan buscando acercarse cada vez más al firmamento que les proporcionó lo que necesitaban para vivir y desarrollarse, nosotros deberíamos imitar a los vegetales después de recibir cada día el alimento que nos suministra el Creador del universo, es decir, elevarnos espiritualmente y buscar acercarnos hacia Él. (Ver Maianá shel Torá).

Lo que mencionó el Rab de Salant está magníficamente representado en lo que dijo el profeta:

”Porque del mismo modo como descienden la lluvia y la nieve del cielo, al cual no regresan, sino que humectan la tierra y ésta produce, generando el brote (de la vegetación), dando semilla al agricultor y pan para comer. Así será la palabra que sale de mi boca, no tornará a mi vanamente, sino que realizará lo que deseé, y cumplirá satisfactoriamente su cometido que le fue encomendado”. (Ishaía 55: 10 - 11).

Así será la palabra que sale de Mi boca, la cual no regresará vanamente... sin antes haber cumplido su misión (sacarlos del exilio). Y el versículo habla en lenguaje metafórico, simulando a un individuo que nombra un representante para que haga tal cosa, y en ocasiones, este enviado tornará con las manos vacías sin haber tenido éxito en su misión que se le encomendó. Hashem informa que esto no acontecerá con su enviado que es Su palabra, la cual tendrá éxito total y no regresará a Él con las manos vacías.

Volviendo al efecto de la lluvia, esta no podrá provocar que la tierra produzca vegetación, si previamente no ha sido trabajada y sembrada convenientemente. Un terreno que no fue sembrado, no tiene ningún provecho de las precipitaciones, sino a la inversa, ese lugar se convertirá en un lodazal. Lo mismo acontece con la Sagrada Torá, la cual no puede influenciar sobre el individuo que no realiza ningún esfuerzo por mejorar sus cualidades y conducta personal, en ese caso las palabras de la Torá solo le perjudicarán. El objetivo del estudio debe ser con intención de llevarlo a la práctica. Si luego tendremos o no, éxito en esta empresa es un tema aparte, pero nuestra predisposición inicial debe ser esa. (Ver Maianá shel Torá).

Sea la voluntad de Hashem darnos fuerzas para poder dedicar día a día momentos predeterminados que consagraremos al estudio de la Torá. Y además, que podamos llevar a la práctica los nuevos conocimientos que incorporamos para que la tarea sea completa.


Shabat Shalom.




Tus comentarios:
Nombre
Apellido
EMAIL Dirección obligatorio
Mostrar mi email?
Si   No
Resumen (en una línea):
Comentarios obligatorio

Campo validacion 3+2=:
 
 suscripción
 direccion email:
  Clik

Semana a semana
Perlas
Visiones
Brainstorming
Temario semanal
En profundidad
Actualidad
Selecciones
Haftara semanal

 

Judaismo para Hoy en español
Copyright © 1995-2021 Todos los derechos están reservados a judaismohoy.com
Queda prohibida la reproducción de todo el material escrito y dibujos usados en este sito sin la autorización de judaismohoy.com
Por favor no leer el contenido de este sitio en Shabat y en las Fiestas judías



[ CONTACTENOS ]

[Vida Judía]    [Nuestras Fuentes]    [Cocina Judía]    [Entendiendo el Judaísmo]   
[Cocina Judía]    [Festividades]    [Para Reflexionar]    [Januca]   
[Para Reflexionar]